Publicado el: 16 May 2020

El contrato del 8×8 para Trubia se firmará en agosto

Podemos y Somos Oviedo reclaman que entre los 375 nuevos empleos que se prevén para la factoría trubieca se incluya al colectivo de los 55 despedidos en el ERE de 2013

Interior de la fábrica de armas, con circuitos para mantener la distancia personal por el coronavirus

Redacción/Trubia

El contrato de construcción del 8×8, desbloqueado esta semana tras autorizar el Ministerio de Defensa la creación de una sociedad liderada por Santa Bárbara Sistemas para su construcción y mantenimiento, se firmará previsiblemente el próximo mes de agosto, lo que pondría fin a años de espera y garantizaría el futuro de la fábrica de armas de Trubia, donde el Principado estima que se crearán 375 empleos. Este contrato, valorado en 2.083 millones y el de mayor cuantía que licitará el Ministerio de Defensa, será desarrollado por una nueva sociedad en la que participarán Santa Bárbara Sistemas, Sapa Placencia, Indra Sistemas y Escribano Mechanical & Engineering. Está previsto que se concrete a lo largo de agosto e incluirá, además del suministro de los vehículos, su mantenimiento y comercialización internacional.

Tras el anuncio del acuerdo, que despejó la incertidumbre abierta después de que se declarara desierta la contratación directa con Santa Bárbara, Podemos Asturies y Somos Oviedo/Uviéu han emitido un comunicado conjunto en el que piden que se tenga en cuenta al colectivo de los 55 trabajadores despedidos en el ERE de 2013, a la hora de hacer las nuevas contrataciones. “Celebramos que la Fábrica de Trubia siga adelante con un contrato que tanto necesita Oviedo y que evita la deslocalización de empresas. Pero creemos que debería hacerse un esfuerzo por parte de General Dinamycs para contratar a alrededor de una veintena de trabajadores pertenecientes al grupo de 55 despedidos que ahora mismo estarían en disposición de reincorporarse a sus puestos de trabajo”, ha explicado la portavoz de Somos, Ana Taboada. Por su parte, Podemos Asturies lleva insistiendo durante meses en la necesidad de que el Ministerio de Defensa priorizase el encargo del nuevo 8×8 en la Fábrica de Armas de Trubia, evitando así la deslocalización de la producción a otros países. “Desde el principio mantuvimos que esta medida era la única solución que permitía mantener la viabilidad del empleo y es la opción que el Gobierno de coalición ha llevado a cabo. Como lleva mostrándose desde el principio de la pandemia, la prioridad de este gobierno es favorecer el mantenimiento del empleo en nuestro país y apostar por una industria estratégica vinculada al territorio y que frene las deslocalizaciones”, ha manifestado el secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa. Ambas organizaciones consideran que el Ministerio de Defensa debe ser también parte implicada, exigiendo a la empresa que cumpla sus compromisos con la sociedad asturiana. “Recordamos que, según el Tribunal de Cuentas, las condiciones de la privatización de la Empresa Nacional Santa Bárbara (ENSB) no se ajustaron a los términos aprobados y tuvo un sobrecoste para las arcas públicas de al menos 199,14 millones de euro”, han remarcado.

Incorporación de la plantilla

La fábrica de armas de Trubia, que aprobó a raíz de la crisis sanitaria un ERTE para un 70 por ciento de la plantilla, comenzó el pasado 4 de mayo a reanudar su actividad, que se recuperará plenamente, si todo va según lo esperado, a finales de este mes de mayo, ya que tienen pendiente de entrega parte de las barcazas para el blindado Ajax del Ejército británico, un contrato que alcanza los 400 vehículos. También se está trabajando en 36 vehículos zapadores para el Ejército español, de manera que con el nuevo contrato la carga de trabajo y el empleo están garantizados, a salvo de nuevas sorpresas.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa