Publicado el: 19 May 2020

Grado, entre las localidades que dejará de tener franjas horarias

Desde el inicio de la Fase 1 la Policía Local ha controlado a 21 personas fuera de sus casas en horario que no les correspondía

Agentes de la Policía Local, en Grado/ Foto Javier Alonso

Redacción/Grado

Grado está entre las poblaciones de Asturias de menos de 10.000 habitantes que dejarán de tener franjas horarias para salir a pasear o a hacer deporte, según anunció el pasado domingo el Gobierno central. La liberación de las restricciones se hará efectiva una vez que se publique la orden ministerial que recoja la medida, según indica Delegación de Gobierno. Las limitaciones horarias, entre tanto, continúan vigentes en la villa, pero no en el concejo ni en el resto de la comarca, ya que en los pueblos y los municipios con menos de 5.000 habitantes desde el inicio de la fase 1, el pasado día 11, se permite salir sin horarios.

Entre tanto, se mantienen las restricciones horarias, tanto para salir a pasear, no más allá de un kilómetro desde el domicilio, como para hacer deporte, que sólo se puede practicar dentro del mismo concejo. Según datos de la Policía Local de Grado, fueron controladas fuera de su franja horaria 21 personas, y otras dos a más de un kilómetro de su domicilio. 17 fueron identificadas, y dos, denunciadas para una posterior sanción. En cuanto a los coches, fueron controlados desde el inicio de la Fase 1 un total de 34 vehículos en Grado.

Las franjas horarias que aún siguen en vigor son:

De 06.00 a 10.00 horas y de 20.00 a 23.00 horas: Hacer deporte y paseos para mayores de 14 años. El deporte al aire libre deberá realizarse en el mismo municipio de residencia, sin límite de kilómetros.

– De 10.00 a 12.00 horas y de 19.00 a 20.00 horas: Paseos para mayores de 70 años y dependientes.

– De 12.00 a 19.00 horas: Paseos para menores de 14 años. Una vez al día, durante una hora y a un máximo de un kilómetro de casa, aunque no hay indicación que evite cambiar de municipio si la distancia lo permitiera.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa