Publicado el: 21 May 2020

Ayuntamientos en la proa de las soluciones

María Amor ÁLVAREZ ARDURA

Alcaldesa de Teverga

El confinamiento por el COVID 19 ha puesto, una vez más, en la proa de las intervenciones a los Ayuntamientos que, como administración más cercana a la ciudadanía, han tenido que tomar una serie de medidas con rapidez para asegurar los servicios y el bienestar de vecinas y vecinos.
La protección de los mayores fue nuestro primer objetivo y por eso continuar con el Servicio de Ayuda a Domicilio y ver cuántas personas estaban solas fue una prioridad en colaboración con los alcaldes pedáneos.
Desde el Ayuntamiento, pusimos en funcionamiento un servicio de atención para la compra de medicinas y alimentos y su distribución a los domicilios.
En materia de comunicación, el contacto permanente con el personal sanitario de la Residencia de Mayores y el Centro de Salud ha sido esencial para poder resolver los retos de esta pandemia, como también lo ha sido el farmacéutico, que estableció un protocolo de actuación con los medios que teníamos y también se ocupó de conseguir material sanitario de protección para las trabajadoras municipales que atienden a nuestros mayores. Igualmente, la colaboración de la Guardia Civil fue imprescindible.
La protección de la plantilla municipal fue otra de nuestras prioridades porque, al estar en primera línea, su nivel de exposición al virus los ponía en un riesgo que había que minimizar, en una difícil combinación de garantía de atención a la población en unas razonables condiciones de seguridad sanitaria. Además, se tomaron medidas de desinfección y limpieza de espacios urbanos, incidiendo en las zonas de mayor uso como el Centro de Salud, los comercios o la residencia.
Las primeras semanas han sido, pues, de atención a lo inmediato, a lo urgente y perentorio. Ahora, cuando vemos ya un horizonte para iniciar, de forma progresiva, el desconfinamiento, es imprescindible empezar a pensar en nuestros sectores productivos. La economía de Teverga se basa en la ganadería y el turismo y desde el Ayuntamiento intentaremos potenciar estos sectores: todo parece indicar que el turismo será nacional con desplazamientos cortos y buscando la seguridad de un lugar poco masificado. La baja densidad de población puede favorecer a Teverga.
La nueva situación global a la que nos enfrentamos es muy posible que nos lleve a un nuevo planteamiento de vida en el que primará el cuidado de nuestra salud por encima de todo pero también hará resurgir los mercados locales. Ya hace tiempo que se habla de la economía circular y el comercio de proximidad y es ahí donde las zonas rurales pueden y deben buscar su futuro.
La Ciudad mirará más al Campo, no solo como proveedor de alimentación sino como solución para vivir en contacto con la naturaleza y lo inteligente sería potenciar un retorno a los pueblos donde hay una mejor calidad de vida y nuevas formas de trabajo a distancia.
La crisis del coronavirus ha sido una oportunidad para testar las posibilidades del teletrabajo y se han visto carencias especialmente fuera de las zonas urbanas en la calidad y extensión de las redes que permiten el uso y desarrollo de las nueva tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s). Las administraciones central y autonómica tendrán que valorar de otra forma al campo y dotarlo de mejores servicios y comunicaciones, físicas y virtuales.
La implantación de las nuevas tecnologías no se puede demorar y es imprescindible una buena conexión a Internet en todos los pueblos. Esta crisis ha dejado claro que nuestra pelea desde el mandato anterior para conseguirlo estaba fundamentada y si la Ley de Telecomunicaciones impide que esto ocurra, hay que cambiarla, no se puede lastrar el futuro no ya del campo, sino del país como un territorio cohesionado y sin zonas de desierto demográfico. El teletrabajo es ya una realidad para muchos profesionales que pueden elegir dónde vivir más allá de las ciudades si se les garantiza una conexión rápida, segura y barata. Esta crisis también ha dejado claro que el comercio de proximidad es importantísimo y cuando esto acabe espero que todos los teverganos valoremos la importancia de que nuestras tiendas y negocios sigan funcionando. Del mismo modo, se ha puesto en evidencia una de las virtudes de la vida en el campo: la solidaridad vecinal. La solidaridad entre vecinos no es algo nuevo en los pueblos, viene de lejos, no hay más que recordar que muchas de las labores del campo se hacían de forma colectiva y eso parece que afortunadamente no se ha perdido.
Nos quedan unos meses complicados para recobrar la actividad normal pero en nuestra hoja de ruta está buscar alternativas de futuro y estar en la proa de las soluciones.

Comentarios:
  1. Matilde Zarracina Valcarce dice:

    El ayto en la proa. Yo, en Campiello, teverga, en la Popa del mundo, con un camino intransitable, más de 65 años y NADIE se INTERESÓ si vivía o no, tuve q reclamar 2 mascarillas x telf. Y si,nací aquí y aquí estoy empadronada, aquí resido, pago impuesto de circulación para un coche destrozado por camino… Por favor, sra. Alcaldesa, que no me coge el tlf.ni contestan a mis solicitudes… En fin, bla bla bla, blaaaaaa… Salud

  2. Cascarillero dice:

    +

    Totalmente de acuerdo Matilde, encantado de saludarte, espero y deseo que tu y demas familia esteis bien (a.D.G.). Los politicos solo se acuerdan de los administrados para pagar los impuestos, y para pedir el voto, cada 4 años. En Oviedo, los partidos politicos, solo les interesa decir, tengo tantos concejales, tantos alcaldes. Y los Ayuntamientos de la zona, socializar la perdidas, privatizar las ganancias. Yo desde Trubia, ¿Me pregunto porque no hay un Ayuntamiento común para toda la zona? Pero ya digo, a los politicos no les interesa. Y mira que Sto. Adriano, Proaza, Quiros y Teverga, lo tuvieron todo a favor, 4 ayuntamientos del mismo signo politico (ahora Teverga se desmarco) y el Principado igual.
    Saludos
    Miguel Angel

  3. Matilde Zarracina Valcarce dice:

    Miguel, un abrazo. No les interesa un sólo ayto xq perderian un cuarto de politicos, de personal (pocos fijos x oposicion), de podercillo y de dineros. Y mis cortas entendederas no me alcanzan a imaginar a q se dedican… En fin, será q no me empollé bien la legislación de Administración Local… Salud y humor, q falta nos hace en estos valles del oso Yogui (o Bubú).

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa