Publicado el: 23 May 2020

Asmadera quiere aprovechar más los castaños, «están abandonados»

El presidente de la patronal maderera, Pedro Suárez, participó en un encuentro con el consejero de Desarrollo Rural, Alejandro Calvo, sobre el nuevo plan forestal

Alejandro Calvo, durante la reunión telemática con los madereros

Redacción/Grado

El sector de la madera entra en una fase más dulce en cuanto a su relación con el Gobierno regional. El pasado jueve mantuvieron una reunión por videoconferencia con el consejero de  Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca, Alejandro Calvo, a la que acudió la mesa forestal de Fade, Ence y Asturias Forestal. El presidente de Asmadera, Pedro Suárez se muestra «muy satisfecho» del encuentro, de cara la actualización del Plan Forestal y en la modificación de la Ley de Montes. «Las relaciones son muy buenas, demuestran interés y se preocupan por nuestra problemática, algo que no siempre fue así», señala Suárez.

Entre los principales asuntos que se trasladaron al consejero está la ordenación de las propiedades y  la gestión de las mismas, tanto a través de concentraciones parcelarias, como «concertaciones», una medida que pretende agrupar las propiedades limítrofes para hacer grupos de extracción de madera aprovechable, favoreciendo grandes cortas y más beneficios para los propietarios, explica el presidente de Asmadera.

Otro tema que les preocupa y sobre el que también ven interés por parte de la Administración está la simplificación de los trámites administrativos y la creación de una ventanilla única, ya que las afecciones de los  montes son muy variadas (Costas, Carreteras, Confederación Hidrográfica, Camino de Santiago…) Además proponen que los montes se identifiquen y se informe a sus propietarios de las distintas afecciones de las que son objeto. «No podemos esperar un año por los permisos, especialmente en árboles de crecimiento rápido en donde sus propietarios necesitan vender pronto para cubrir sus necesidades», añade.

Aunque el sector maderero asturiano tiene como bandera el polémico eucalipto, para Asmadera hay otras especies más abundantes, y con más presencia en la comarca del Camín Real de la Mesa, que están apenas dando provecho económico. «Tenemos pino pero sobre todo tenemos castaño. Hay más castaños que eucaliptos en Asturias, eso no lo sabe la gente y los montes de castaños están abandonados, con enfermedades y sin aprovechar. Si se permitiera su aprovechamiento maderero se cuidarían más los bosques, se limpiarían y habría rentabilidad para los pueblos».

Pedro Suárez defiende que «el monte es como una industria que está en la zona rural, que se está despoblando y que en Asturias no está funcionando al cien por cien. Hay que buscar un sistema mediante el cual los propietarios tengan identificados su montes, puedan hacerlo más rentable y no se abandonen», señala Suárez.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa