Publicado el: 27 May 2020

Voluntarias para desinfectar las iglesias de Las Regueras

El párroco, Pablo Gutiérrez Piñera, espera recuperar el culto presencial ya en junio

Voluntarias en la iglesia de Santa María de Balsera/ D. P.

Redacción/Grado

Varios grupos de voluntarias de Las Regueras se han puesto manos a la obra para desinfectar y limpiar en profundidad las iglesias de Las Regueras, donde no se celebra culto público desde el inicio del estado de alarma. Las voluntarias, en pequeños grupos, y que en pueblos como El Escamplero y Soto han estado coordinadas por la catequista, Aurora, limpian suelos y bancos y lavan todos los paños y manteles utilizados durante la liturgia. Además, están señalando los bancos para que la gente sepa dónde sentarse manteniendo la distancia, y se colocarán carteles a la puerta con las medidas higiénicas (mascarilla y desinfectante de manos). Ya se han limpiado las iglesias de El Escamplero, Valsera y Soto, con la colaboración del concejal del PP Diego Parades, que cedió lejía.

El párroco, Pablo Gutiérrez Piñera, señala que el culto presencial aún no se ha reanudado, para hacerlo con todas las garantías, ya que hay mucha gente mayor, un colectivo de riesgo. «Durante el confinamiento estricto no se celebraron tampoco ni funerales, sólo actos en el cementerio. Desde que se permite abrir las iglesias, hemos tenido solo dos funerales. Ahora, las voluntarias de cada parroquia están apoyando en la limpieza, y esperamos que sobre el 10 o 12 de junio volver a celebrar misas».

Voluntarias en la iglesia de Santa María de Soto

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa