Publicado el: 28 May 2020

Moratorias y financiación, ayudas de Caja Rural al comercio local y hosteleros

La entidad presenta la campaña ‘Porque todos somos Asturias’ con medidas de dinamización, ayuda financiera y digitalización de negocios

La sucursal de Caja Rural de Santullano, Las Regueras

Redacción/Grado

En esta segunda fase de reapertura de muchos negocios, Caja Rural de Asturias presenta una campaña en apoyo al comercio de proximidad que incluye medidas de dinamización, de ayuda financiera y de apoyo a la digitalización de los negocios. El eslogan Porque todos somos Asturias “invita a los asturianos a coparticipar en la reactivación de la economía de la región: comprando en los comercios de nuestra calle o pueblo, tomando un café o un cachopo en el bar de siempre con los amigos, visitando nuestros pueblos y ciudades en nuestro tiempo de ocio y poniendo los productos asturianos en nuestras mesas”, señalan desde la entidad.

“La hostelería y el comercio de proximidad son el corazón de nuestros pueblos y ciudades. Su importancia en la creación de empleo, la contribución fiscal al sostenimiento de los servicios públicos y la dinamización de la vida de los pueblos y ciudades es innegable”, añaden.

Según el informe elaborado por la Unión de Autónomos UATAE a fecha 31 de diciembre de 2019, en los últimos cuatro años se han perdido en España 33.732 pequeños comercios, un 4,15% de negocios menos. En concreto,  en Asturias, en los últimos cuatro años han cerrado 1.510 establecimientos, un 8,6% menos según el informe de UATAE. La campaña nace con la necesidad perentoria de frenar esta tendencia.

Los propietarios de los negocios están haciendo un gran esfuerzo para adecuar sus locales y poder reiniciar su actividad con todas las medidas que garantizan la protección de sus clientes. En estos momentos en que la movilidad entre provincias continúa aún restringida, el consumo interior es fundamental.

 

Medidas financieras

Tanto en el periodo de confinamiento como ahora en su reapertura, la Caja está trabajando estrechamente con las pymes y negocios para prestarles apoyo financiero. Además de sumarse a las soluciones financieras impulsadas por el gobierno nacional y autonómico a través de las líneas Covid-19 de ICO y Asturgar,  mantiene activas un amplio conjunto de iniciativas propias de financiación.

Ejemplo de ello es la reciente puesta en marcha de un programa especial de moratorias Covid creado para poder ayudar a sectores como el turismo y la hostelería, especialmente castigados como consecuencia de la crisis sanitaria. Se trata de una medida complementaria a las moratorias establecidas por el Gobierno dirigida a aquellos clientes que, a pesar de estar afectados por las consecuencias económicas del Covid, no pueden acogerse a las mismas por no cumplir todos los requisitos fijados por el Gobierno, o para los que el plazo de las mismas resulta insuficiente. Su objetivo es aliviar su carga financiera aplazando la amortización de las cuotas de sus préstamos durante un tiempo y facilitarles la posibilidad de volver a sus pagos regulares una vez que la situación se normalice.

Los hábitos de compra durante el confinamiento han cambiado y muchos de ellos han venido para quedarse. Las ventas a distancia han aumentado y esto obliga a los comercios a adaptar sus sistemas de venta y cobro. Para facilitar la adaptación.  La Caja, además de eliminar las comisiones de todos los datáfonos/tpv mientras dure el estado de alarma, “asesora a sus clientes pymes y comercios sobre los diferentes medios de cobro para poder seguir vendiendo y estar siempre cerca de sus clientes: Tpv virtual para el comercio electrónico, servicio Pay Gold para ventas no presenciales de comercios que no disponen de página web, tpv GPRS o MPOS para los que llevan los pedidos a domicilio”, informan. 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa