Publicado el: 30 May 2020

Mascarillas solidarias

Toño HUERTA

Coordinador del grupo de Mascarillas Solidarias de Trubia

Si algo bueno ha traído esta situación de crisis sanitaria ha sido la solidaridad. Estas líneas que escribo son para agradecer un trabajo silencioso y solidario de muchas personas que se unieron frente a la adversidad. Pero antes quiero contaros cómo surgió la idea de hacer mascarillas. Prácticamente al mismo tiempo que se iniciaba el confinamiento, un conjunto de personas formaron la plataforma Mascarillas Solidarias Asturias (MSA), creándose grupos de trabajo por toda Asturias. En Trubia, las once asociaciones que conforman la Federación de Asociaciones de Trubia comenzamos a plantearnos la idea de colaborar, para lo que me puse en contacto con MSA para que nos asesoraran pues, sinceramente, no teníamos ni idea de cómo afrontar esa labor. Tras explicarnos el funcionamiento y, sobre todo, sus estrictos protocolos sanitarios y de seguridad, no invitaron a formar parte de su plataforma y, dado que yo fui la persona que me puse en contacto con ellas, pues decidieron que fuese el coordinador de Trubia, que se le va a hacer. Para que os deis cuenta de la magnitud de esta labor, en toda Asturias se confeccionaron y repartieron más de cien mil mascarillas, de las que 2.500 se hicieron y distribuyeron en Trubia a través de nuestro grupo, llegando a diversos ayuntamientos de nuestro entorno, centros terapéuticos, residencias de ancianos, colegios, AMPA’s o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, además de a la población y comercios trubiecos.

Cómo decía al principio, este artículo es para agradecer el trabajo de numerosas personas, comenzando, cómo no, con nuestras vecinas y compañeras costureras, cuya labor fue la más importante. Gracias a Ani, Ely, Mari Paz, Marina, Fifi, Fina, Geli, Ana, Belén, Marcas, Bea, Julia y Elena. También la parte logística, fundamentalmente el envasado de las mascarillas, labor realizada con gran eficacia por Eva y Chiti. De igual manera colaboraron empresas como la Lavandería Quirós; nunca estaremos suficientemente agradecidos a Luz por su trabajo altruista esterilizando las mascarillas de algodón que semanalmente le hacía llegar. A la Librería Sotomayor, de Trubia, por imprimir las etiquetas y facilitarnos las bolsas necesarias. A Velasco Ediciones y la Asociación Quirós Cultural por donarnos bolsas de envasado cuando más escaseaban. A este diario, La Voz del Trubia, por hacerse eco de nuestro trabajo y anunciar periódicamente los repartos. A las vecinas y vecinos de Quirós, Teverga, Proaza, Santo Adriano, Las Regueras y Trubia que nos donaron material tan necesario como hilos y tela de algodón. Y a la residencia Santa Isabel, de Berció, desde donde se ofrecieron a esterilizar las mascarillas en su lavandería, ofrecimiento que tuvimos que desestimar para no poner en riesgo a las personas residentes. Con el tiempo, la colaboración fue creciendo y pudimos dar un paso más realizando mascarillas higiénicas de un solo uso gracias a la donación de tela por parte de la empresa textil Sontara; en este punto la colaboración del Departamento de Bioquímica de la Universidad de Oviedo fue fundamental a la hora de la esterilización. Sin olvidarnos de la Policía Local y la Guardia Civil quienes, además de apoyarnos, puntualmente colaboraron en la distribución.

 

No quería dejar de agradecer de manera especial la labor de los Bomberos Voluntarios de Trubia, siempre dispuestos a ayudar. Hacer las cosas bien es fundamental, y consideramos que para minimizar los riesgos sanitarios la labor de distribución debería hacerse de forma organizada y no exponiendo a nadie de manera innecesaria. Nuestro agradecimiento nunca será suficiente. Y por supuesto a las asociaciones integradas en la Federación de Asociaciones de Trubia que, como llevan haciendo desde hace años, colaboran y trabajan de manera conjunta en multitud de actividades, no sólo de ocio, festivas o culturales, también solidarias, estando ahí cuando se les necesita, sin hacer ruido pero siempre dispuestas. Sus cientos de socias y socios deberían sentirse orgullosos.

 

Poco a poco la normalidad va regresando, pero no debemos bajar la guardia. Por eso, Mascarillas Solidarias Asturias no se despedirá, solamente quedará aletargada y alerta por si necesitamos volver a ayudar. Y como siempre, las vecinas y vecinos de Trubia estaremos dispuesto a ayudar, a ser solidarios una vez más y las que hagan falta.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa