Publicado el: 05 Jun 2020

La Panera virtual echa el cierre

Con la nueva fase de desconfinamiento, finaliza la iniciativa de la concejalía de Juventud y seis voluntarias para animar a los pequeños y pequeñas de Grado durante el encierro, que ofrecieron un total de 52 vídeos

Las seis monitoras de ‘La Panera Virtual’, en algunos de los vídeos

Redacción/Grado

‘La Panera virtual’, que amenizó el encierro a los pequeños y pequeñas de Grado, cierra. Con el desconfinamiento, y la reanudación paulatina de actividades presenciales, la actividad a través de Internet impulsada por la concejalía de Juventud con la colaboración desinteresada de seis monitoras llega a su finalización, según informa la Oficina de Información Juvenil. «El 20 de marzo subimos el primer video a la página de Facebook: Peque difusión
Centro Moceda La Panera Grau. Con él inauguramos La Panera Virtual, con el objetivo de llegar a los niños y niñas de Grado en esas semanas de confinamiento a que nos obligaba la pandemia y ofrecerles entretenimiento a través del juego, tan necesario para su desarrollo, por parte de caras conocidas como son sus monitoras de los programas del resto del año. Durante estas diez semanas 6 monitoras de forma voluntaria, coordinadas por la técnica de infancia y juventud del Ayuntamiento, subieron cada día a la red un video de producción propia y recursos informativos seleccionados que aportaban las redes para estos días de encierro en casa. Cada monitora se fue especializando en una temática: Olaya nos traía un cuento, Lorena una animación musical, Ma Canto nos llevaba a su entorno rural, Sheila presentaba un reto de cocina rápida o una manualidad, Ana con sus hijos Pelayo y Jana y Yaiza con Samuel nos sorprendían con juegos caseros o divertidos experimentos», enumera la OIJ. En total serán 52 vídeos, uno de ellos promocional, 50 temáticos, y el de despedida, que está en elaboración. «Esperamos retomar la actividad poco a poco, en entornos seguros, pues como dice UNICEF, “los niños, niñas y adolescentes necesitan interactuar con sus pares, jugar, moverse al aire libre, poder expresar sus emociones, y que sus decisiones individuales o grupales sean escuchadas para promover su desarrollo pleno”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa