Publicado el: 15 Jun 2020

¿Es el vagón de cola el lugar destinado a Quirós?

Beatriz ÁLVAREZ

Unanimidad, esa es la palabra. Realmente esa es una de las claves para enfrentar cualquier acción en la vida, también y sobre todo, en la vida política municipal. Unanimidad, consenso, acuerdo y una atmósfera política propicia para defender lo propio. Un caldo de cultivo favorable para el trabajo en equipo. Un lugar de encuentro: el Ayuntamiento, un foro de opiniones, de puntos de vista que se conjugan en pos de un objetivo común: “defender Quirós”, con mayúsculas, en negrita y subrayado como decía mi maestra de Lengua en el colegio.
Defender, con todas las consecuencias, el que debería de ser uno de los motores económicos del concejo: la Senda del Oso y con ella todo lo que lleva detrás, casas y alojamientos rurales, alquiler de bicicletas, restauración, empleo, futuro. Un sector, el turístico, gravemente herido por esta pandemia que ha llegado para dar vuelta a nuestras vidas. Una actividad económica por la que, además, el Ayuntamiento había apostado fuerte cuando celebró con entusiasmo el reinicio de las actividades de Aquitur, la asociación quirosana de turismo que retomaba su labor con mucho ánimo y mucha ilusión, cargados de ideas. Un sector y unos empresarios que así suman una nueva bofetada. “Sin Senda no hay Paraíso quirosano más allá de Valdemurio”, podría ser el nuevo eslogan para esta temporada, perdida para muchos, que con las obras de mejora de la Senda adivinaban luz al final del túnel.
Una oportunidad perdida, aprovechar esta unión política, la buena sintonía existente, para plantarse y “todos a una” como en Fuenteovejuna, defenderse frente al trato discriminatorio del concejo en el proyecto de reforma de la Senda y no dar luz verde a unas obras que excluyen a mayores el tramo de la Senda del Oso que transcurre por Quirós o, si dar luz verde era necesario, hacer ruido desde enero hasta ahora, denunciar la exclusión, exponer las razones para que la actuación sobre la Senda se realizara de otra forma, movilizar a la comunidad, utilizar las herramientas para ejercer “el derecho al pataleo” que, en definitiva, es lo único que queda a los ciudadanos de a pie. Se sabe desde enero, aunque ha transcendido ahora, que las obras sólo afectarían en Quirós al entorno de Valdemurio dejando fuera el trazado hasta Santa Marina, aunque en aquella reunión de enero de Alejandro Calvo, Consejero de Medio Rural, con los cuatro alcaldes de los concejos afectados ya se mencionó el tremendo error que se cometía (qué frágil es la memoria que obvia que el ferrocarril minero que da origen a la Senda salía de Santa Marina). ¿Por qué no se manifestó nadie entonces? Rodrigo Suárez, alcalde de Quirós, ha trabajado firme para conseguir finalmente un compromiso “por escrito” de David Villar, Director General de Medio Natural, de que se arreglarán los argayos de la Senda en el tramo quirosano con cargo a los presupuestos del Parque Natural Las Ubiñas-La Mesa, pero no nos engañemos, no va a haber presupuesto, no va a haber “perres” por motivos ajenos al mundo rural, claro. Cada céntimo de euro sobrante va a tener que destinarse a subsanar el caos originado en nuestra sociedad por el recién llegado virus. ¿Alguien cree que la Senda o los Parques Naturales (o cualquier otra infraestructura, servicio o lo que se os ocurra) van a ser prioridad en una nueva realidad por mucho compromiso firmado que tengan de la autoridad responsable autonómica? Papel mojado. ¿Cuántas veces reciben los administrados con muy buenas maneras la promesa de “lo tuyo para cuando haya presupuesto” o “lo haremos cuando tengamos presupuesto?»
Amanecerá y veremos, dijo un ciego, pero amaneció y no vio. Confiar en que solucionen el tema de la Senda con cargo a los presupuestos del Parque es una cuestión de fe, confianza la de los representantes quirosanos que, por otro lado, aplaudo, pero que es complicado compartir. Puedo entender (y entiendo) las razones esgrimidas por el Pleno quirosano, en su totalidad, para votar a favor del proyecto, primando los intereses del Valle por encima de los intereses particulares de un concejo concreto, pero ¿qué pasaría si la excluida hubiera sido Teverga? Sinceramente, no veo a la alcaldesa tevergana ni a su combativa oposición cruzados de brazos esperando a que haya presupuesto.
No aprovechar el buen clima político que reina en el Ayuntamiento quirosano para defender Quirós es una oportunidad perdida. En pocos días se pondrán en marcha las obras en la Senda, sin embargo, el trato recibido por el concejo quirosano debería de analizarse con detenimiento. ¿Quirós juega en una categoría inferior? ¿Ha sido el azar o el destino el que coloca a los quirosanos en el vagón de cola una vez más? ¿Se podría haber hecho algo más en la defensa de sus intereses? ¿Se tendría que haber informado a los empresarios turísticos para que se movilizaran? Interrogantes para la reflexión, ahí lo dejo.

Comentarios:
  1. mary dice:

    Donde no hay no se puede sacar….talento me refiero

  2. Oscar dice:

    Pues una pena… Cuanto más avanzas y te adentras en la Senda, más bello y natural es todo!Recomiendo e invito a la gente a descubrir y disfrutar cada rincón de Quiros!
    Y ánimo a l@s Quirosan@s a seguir defendiendo lo suyo, y sus derechos!

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa