Publicado el: 17 Jun 2020

El juez da la razón al ganadero de Somiedo al que quitaron 25 vacas

La sentencia considera acreditado su derecho a la licencia de pastos por su arraigo en el pueblo, aunque señala que al no acudir a las estaferias y trabajos comunes puede ser considerado ‘faltosu’

El alcalde, Belarmino Fernández Fervienza, hace un llamamiento a la concordia en el pueblo, mientras el joven lamenta la hostilidad vecinal: «No me miran ni a la cara»

El joven ganadero de Somiedo, que ya ha recuperado sus vacas

Redacción/Grado

El Juzgado Contencioso Administrativo número 4 de Oviedo ha dado la razón al Ayuntamiento de Somiedo en el caso del joven ganadero al que le desaparecieron 25 vacas de los pastos de Valle de Lago. El joven, codemandado, tiene pues derecho a los pastos comunales del pueblo, y la licencia municipal se ajusta a Derecho. La sentencia incluye sin embargo una curiosa afirmación: aunque considera que el arraigo del joven en Valle de Lago está acreditado, ya que está empadronado, posee allí apartamentos, una casería y fincas, y no cabe duda de su trabajo como ganadero en la zona, sí precisa que no acude a los trabajos comunales o estaferias, por lo que cabría considerarlo ‘faltosu’: «Este Juzgado no puede ocultar que se insinuaban con las declaraciones de algunos vecinos que don Miguel, al que todos
los vecinos conocen y saben de su modo de ser en Valle de Lago, donde realmente tendría su domicilio es en La Pola y no en Valle. Y parece ser que no ha participado en las labores de sextaferia del pueblo de Valle. Sin embargo, tal falta, aparte de poder ser tachado en virtud de la costumbre inveterada
asturiana de ‘faltosu’ en el sentido de «que no acude a la estaferia» (Xose Lluis García Arias, Diccionario General de la Lengua Asturiana), no puede tener consecuencias que enerven su derecho a solicitar y ser beneficiario de una licencia de pastos como la impugnada». El joven, Miguel Martínez, se ha mostrado satisfecho con el fallo judicial, que ampara su derecho a la licencia de pastos, aunque lamenta la hostilidad de los vecinos: «Salvo dos, no me miran ni a la cara». En varias ocasiones le ha desaparecido el ganado del monte, la última vez la semana pasada, cuando personas desconocidas le quitaron 25 vacas, que aparecieron siete días después en Piedra Xueves, en el límite con Teverga. La Guardia Civil investiga el caso.

El alcalde, Belarmino Fernández Fervienza, ha hecho una llamada a la concordia. «Valle del Lago es un pueblo muy importante de Somiedo, y esperamos que esta sentencia apacigüe los ánimos y vuelva a reinar la concordia».

Comentarios:
  1. Xose dice:

    Enhorabuena. Miguel. Haber si ahora los chorizos de valle lago,te dejan trankilo a ti y a tus vacas. Son mala gente

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa