Publicado el: 17 Jun 2020

Grado saca adelante su plan ante el COVID-19, del que se desmarca el PP

IU, PSOE y Cs acuerdan una batería de medidas para apoyar a los moscones afectados por la crisis sanitaria, mientras los populares presentan su propia propuesta

El Pleno, a puerta cerrada y presidido por la alcaldesa en funciones, Elsa Suárez, aprobó por unanimidad crear una comisión de seguimiento de la crisis sanitaria

El Pleno de Grado, celebrado ayer a puerta cerrada y presidido por la alcaldesa en funciones, Elsa Suárez

Redacción/Grado

El Pleno de Grado sacó adelante ayer con el apoyo de IU, PSOE y Ciudadanos el plan de actuación ante el COVID-19, un documento consensuado en principio entre las dos fuerzas progresistas al que se unió la formación naranja, tras incluir en la propuesta la creación de una comisión de seguimiento. Sólo el PP se desmarcó de la iniciativa, y presentó su propio ‘plan de choque’, que no salió adelante. «No apoyamos su propuesta porque planteaba iniciativas que ya estaban incluidas en nuestro documento, más amplio y ambicioso, o medidas con las que no estamos de acuerdo, como abrir un comedor social. No queremos colas del hambre en Grado, para que se estigmatice a las familias que lo están pasando mal. Las atendemos a través del banco de alimentos, con cita previa, o con otras medidas, como becas de comedor», aseguró el concejal Plácido Rodríguez tras la sesión, que se celebró a puerta cerrada, con parte de los concejales sentados en la zona de público y presidido por la alcaldesa en funciones, Elsa Suárez, ya que el alcalde, José Luis Trabanco, sigue de baja.

El documento que salió adelante con el apoyo de los tres grupos enumera las medidas adoptadas hasta ahora y traza una hoja de ruta, «con el objetivo prioritario de ayudar a las familias de Grado que lo están pasando mal con esta crisis», según destacó el concejal socialista Ricardo Solar. A su juicio, el desmarque del PP «se ha debido quizá más a las formas que al fondo, pues muchas de nuestras medidas también las proponían los populares». Entre las iniciativas del Ayuntamiento, la ayuda de emergencia a familias, una de las claves del acuerdo que se lanzó ya hace unas semanas, ante las serias dificultades que estaban sufriendo algunos vecinos. «Fue una actuación muy rápida, sacamos estas ayudas antes de que se aprobara el Ingreso Mínimo Vital, porque había situaciones difíciles», destacó Plácido Rodríguez. Hasta ahora, se han destinado unos 10.000 euros a estas ayudas de emergencia, solicitadas por una veintena de familias del concejo. La ayuda es de un máximo de 250 euros al mes para necesidades básicas durante el estado de alarma. El documento aprobado ayer incluye otras actuaciones, como la ampliación del plan de empleo local, bonos de compra en el comercio local, ayudas para autónomos que hayan visto afectados sus ingresos (con una baremación y cuantía aún por definir), ayudas a negocios para adaptar locales, paralización o mora en el cobro de tributos, entre otras iniciativas. Respecto a la exención de impuestos, Rodríguez destacó que legalmente no es posible dejar de cobrar impuestos o tasas, aunque sí se podrían estudiar bonificaciones, «dentro del margen que marca la normativa».

Caída de ingresos

Entre los aspectos destacables del informe sobre la pandemia en el concejo está la estimación de su impacto sobre los ingresos locales, que el interventor municipal calcula que caerán en más de 400.000 euros, en concreto 426.859,05 euros, de los que 123.909,05 euros tienen un efecto a corto plazo en las arcas municipales. Una situación económica delicada que obligará a hacer una severa modificación presupuestaria, para poder afrontar no sólo el plan de ayudas y reactivación del concejo, también los gastos directos ocasionados por la crisis sanitaria.

El Pleno celebrado ayer no sólo mostró la unidad de acción de IU y PSOE, inauguró además un escenario político inédito en Grado, sumando el apoyo de Ciudadanos. Un acuerdo que para el equipo de gobierno es «histórico» pese al desmarque del PP, que se abstuvo. «No apoya en Grado, igual que no apoya en el Gobierno de España», criticó Rodríguez. Para Ricardo Solar, del PSOE, lo esencial fue sacar adelante un programa que sirva realmente a los ciudadanos, «es el momento de aportar, y dejar aparte otros asuntos». Patricia Álvarez, portavoz del PP, prefirió no hacer una valoración de la sesión sobre la marcha, y anunció que hará pública su postura en unos días, con más sosiego. El portavoz de Ciudadanos, Jose Ramón González, destacó que Ciudadanos se adhirió al documento, después de incluir en el mismo la creación de una Comisión Informativa Especial COVID-19 que se dedique de manera específica a todas las cuestiones que guarden relación con esta materia y que servirá tanto de seguimiento de la gestión municipal como de vía para encauzar las propuestas y aportaciones de los grupos municipales y dado que durante la situación de alarma y confinamiento, la digitalización ha jugado un papel importante, también logró incluir su implantación y uso por parte de trabajadores y ciudadanos. «Estamos viendo una situación peculiar tanto a nivel mundial por los trastornos que genera la pandemia como a nivel municipal por la situación del Alcalde. Este momento político y social singular hay que afrontarlo desde el acercamiento, buscando las coincidencias para aportar y trabajar y huir del distanciamiento y del parapeto, poniendo de relieve las diferencias».

El Pleno aprobó además la renuncia del concejal de IU Edelmiro González, que deja el cargo por problemas de salud. La alcaldesa en funciones, Elsa Suárez, mostró el agradecimiento «a la magnífica labor que desarrolló todos estos años tanto en el tiempo dedicado como en el talante y saber hacer». Una dedicación que también fue valorada desde la oposición, «siempre realizó su trabajo con dedicación y responsabilidad, siendo, además, una persona respetuosa y afable», según destacó José Ramón González.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa