Publicado el: 30 Jun 2020

Vuelven a desaparecer vacas del ganadero de Valle del Lago

Ayer por la tarde subió el ganado al puerto y por la noche le faltaban ya seis reses, denuncia el joven, que está «desesperado»

Miguel Álvarez, con una de sus vacas

Redacción/Grado

El joven ganadero de Valle del Lago que sufrió hace dos semanas la desaparición de 25 reses ha vuelto a echar en falta ganado. Ayer por la tarde las volvió a subir a los pastos comunales, y a las diez de la noche, cuando volvió a ver cómo estaban, faltaban seis reses. Miguel Álvarez, cuyo derecho a pastar en la zona ha sido respaldado por el Ayuntamiento, que le otorgó licencia, y por el Juzgado, que desestimó una denuncia de la Junta Ganadera contra la autorización municipal, asegura estar «desesperado». En la ocasión anterior, las vacas aparecieron a unos 30 kilómetros, en Piedra Xueves, en el límite de Somiedo con Teverga, y ya el verano anterior también le habían espantado ganado de los pastos, que en aquella ocasión apareció por Babia, ya en León. El joven aún no ha acabado de encajar este nuevo golpe, «me parece increíble que esto pase y nadie haga nada». Volverá a poner denuncia ante la Guardia Civil.

Comentarios:
  1. Xose dice:

    Esto es indignant. Aque esperan las autoridades para detener a los delincuentes? Si está claro quienes son. Pregúntenle al lana o el yera.menuda gentuza tienen en valle lago,les gustaría que hiciesen lo mismo con sus vacas,? Ganaderos del valle.

  2. Ganadería trashumante dice:

    Estaba visto que no iban a parar ni con una sentencia judicial. La mezquindad de este pueblo, por no decir otra cosa,es tan grande que se creen dueños de un terreno público y encima se sienten ofendidos porque la gente en las redes sociales apoyan al joven ganadero. ¿Qué esperaban? La gente no es tonta y los somedanos somedanas menos. Esperemos que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado actúen como deben, porque en este caso ya hay daños en animales y eso es punible. Por no hablar de los daños morales al joven, que parece mentira que pase esto en el siglo XXI.

  3. Alucinado dice:

    Qué pena de estado de derecho que consiente la existencia de gentuza y no la persigue. Para qué pagamos impuestos si no defienden el inocente de la gentuza.O será que las fuerzas de seguridad del estado son cómplices…..

  4. Carmen dice:

    Desde donde estoy ahora no creo que pueda ayudarte mucho, pero te mando todo mi fuerza, para que nunca renuncies a lo tuyo, denuncies todo lo que tengas que denunciar, ya bastante se han salido con la suya todos estos años, en el fondo son una panda de torpes, y al final meterán la pata. Y esas vacas que les han quitado el hambre todo este tiempo deberían respetarlas más, pero ay! quienes no respetaron a una madre… Van respetar a un animal…? Y los mini torpes y los torpes casados unos son lo que han mamao, que triste… Y otros es la pura avaricia… Cría cuervos y te sacaran los ojos… pues ya veremos cuando sean curvas viejas y cuervos viejos… A ver cuantos ojos tienen, que para eso queda muy poquito.

    • Julian dice:

      Hay que saber la historia desde ambas partes. Este joven vive en el pueblo donde pretende que pasten sus vacas los 12 meses del año? Dicho eso, la justicia debería actuar, por el bien de los animales, siendo obligación del consistorio regular la adjudicación de licencias de pastos.

      • Carmen dice:

        Por el bien de los animales… Es verdad es mucho mejor perderlos por el monte… No vacunar a los perros, no darles de comer… Atar las patas de los caballos… Que pena! o se refería a otro tipo de animales… Entonces si todo sea por el bien de esos animales…

  5. Xose dice:

    Bien dicho vive en el pueblo. Entonces tiene todo el derecho a estar su ganado en el Puerto, igual que los demás vecinos. Lo que pasa que lo queréis solo pa los 4 mafiosos de siempre, que sois los que cambiáis las vacas de sitio, sois unos cobardes. Haber si la justicia toma medidas y pagáis por ello.

  6. Observador dice:

    Nunca he justificado ni justificaré (a menos que algún día demencie totalmente) ningún pretexto para dañar o perjudicar voluntariamente a nadie. Tampoco justifico ni justificaré: violencias, leyes del Talión, venganzas, ni vendettas de ningún tipo. Creo en eso que suele llamarse Estado de Derecho y entiendo que la resolución de los problemas sólo tiene dos vías posibles: el diálogo o el cumplimiento de las resoluciones de los Tribunales de Justicia.

    Sentado esto, pienso que hay que tener muy presente que los que saben de Derecho suelen usar con frecuencia un latinajo: «In dubio pro reo». Creo que es una de las frases más importantes del ordenamiento jurídico a la que otros se refieren como «principio de presunción de inocencia». Nadie es culpable hasta que un Tribunal demuestre que lo es.

    Hago estas consideraciones porque vengo observando entre los comentarios a esta noticia que aparecen algunos «dedos» que parecen apuntar de forma más o menos indirecta a personas concretas y, en mi opinión, eso ni parece lo más democrático, ni lo más justo, ni tampoco lo más prudente entre ciudadanos de un Estado de Derecho.

    Tenemos toda la libertad para pensar, especular, conjeturar, pronosticar, acertar o equivocarnos. Pero lo que no parece prudente es insinuar o señalar, directa o indirectamente, con el «dedo». Cuando uno tiene pruebas o sospechas de algo irregular o delictivo lo razonable, incluso la obligación, es poner a disposición de la Justicia todo cuanto conoce sobre el asunto.

    Formular una denuncia en una Comisaría de Policía, en la Fiscalía o en el Juzgado de Guardia es un derecho, gratuito, y una obligación que tenemos los ciudadanos y que sólo requiere comparecer y aportar la información, las pruebas o los indicios de delito que conozcamos para, prestada de esa forma nuestra ayuda, dejar que la Justicia actúe con sus mecanismos y sus recursos sin anticiparnos, por «vía dactilar», con particulares veredictos sui generis. Tiempo habrá para señalar, censurar, o reprochar una vez que los Tribunales, cumpliendo todas las garantías procesales, pronuncien la palabra culpable. Mientras tanto, parece que lo razonable y prudente es tener esto muy presente: «in dubio pro reo». No vaya a ser que estemos «confundiendo una cebra con un burro pintado a rayas» y que nuestro voluntarioso dedo pueda estar señalando a un inocente.

    Quizá fuera bueno reflexionar sobre ello.

    • Somedana dice:

      En primer lugar me gustaría comentar lo que “ Observador “ ha escrito.
      No sé muy bien desde donde observa usted. Pero si conoce un poco de cerca la situación , sabrá que los dedos de los vecinos de somiedo no apuntan al azar . La gente que vive allí lo sabe muy bien.
      Denuncias….. haberlas haylas , una buena colección, si, desde 2019. Pide usted prudencia? Demasiado razonables y prudentes han sido que no se han tomado la justicia por su mano. Han esperado a que dictaminara un juez . No se puede decir lo mismo de los individuos a los que usted dice que se acusa sin fundamento,, ellos y ellas no respetan lo que dicta la sentencia. Siguen escondiendo los animales, amenazando y haciendo la vida imposible al ganadero y a su familia.
      Muy poco sabe usted del concejo y del pueblo si piensa que no sabemos diferenciar las cebras de los burros pintados, gran error comete subestimando nuestra capacidad , eso denota poco conocimiento por su parte Sobre el Valle de Lago y su historia.
      Eso si, esos que ahora apuntamos y no tan explícitamente como deberíamos, no pueden presumir precisamente de esa herencia genética, eso explica sus reacciones y comentarios .
      “Vecino”, miente usted y lo sabes, el joven ganadero al que ustedes se han propuesto amargar la vida hasta que tire la toalla vive en El Valle , los meses y días que que la norma marca. no saben ustedes en qué casa? . Yo creo que sii.
      Vaya…. a lo del pan ya no puedo responder….. a lo mejor no come pan, o amasa en su apartamento, no? Será eso ilegal?
      Seguro que no tanto como hacer uso a su antojo de las pertenencias de los demás. En este caso animales , que no tienen la culpA, pobres animales o sus cencerros, o los cierres de las fincas que también desaparecen misteriosamente .

  7. Vecino dice:

    Solo voy decir una cosa que creo que todos ustedes no en entiendes ese pobre chico como todos dicen NO VIVE EN VALLE DE LAGO no se que parte no entienden, pregunten al panadero si sale al pan (bueno claro el panadero tiene apellidos, perdón) mejor a la panadera, o mejor pregunten al cartero donde entrega las cartas o simplemente pregunten donde vive a cualquier persona de Valle, Urria o Pola de somiedo que todo el mundo lo sabe, pero es muy fácil insultar y desprestigiar a todo un pueblo, porque opinar sabemos todos pero la verdad la sabe el pueblo y el pobre chico. Un saludo

    • Carmen dice:

      Venga cuando lleguemos al Valle vamos todos a preguntar.
      Preguntamos cuanta gente más no vive en el valle, recibe las cartas en otro domicilio, cuantas vacas tienen, cuantos hijos… A que edad se jubilaron sus padres…
      Vamos a preguntar a los vecinos del valle, a la panadera, a los vecinos de La Pola y de Urría, del concejo entero.
      También podemos preguntar como eran las casas de Labor…
      Podemos preguntar tantas cosas… Que tendremos q hacernos una lista.
      Pero sabe la que a mi me interesa.. . donde están las vacas y quienes son los responsables. Porque son seres vivos, porque el sufrimiento animal es un delito…
      Que pensaran los turistas de esto?
      Mire otra pregunta que hacer a mi llegada al valle.

  8. Cuta dice:

    Se abre el telón y aparecen los GANADEROS de VALLE DE LAGO camino de la cuadra…..Se cierra el telón ….como se titula la serie?
    LOS LADRONES VAN A LA OFICINA
    🤣🤣🤣

  9. APABARDEXO dice:

    Parece ser que Curro Jiménez y sus secuaces campan a sus anchas por Valle de Lago, su forma de actuar es poco valiente, se esconden en la oscuridad de la noche para llevar a cabo sus fechorias jugando con el sustento y el futuro de un joven que lo único que pretende es vivir de su ganderia.
    Unas actuaciones muy cobardes propias de gente vil, con pocos escrupulos y mucha maldad.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa