Publicado el: 16 Jul 2020

El papel de las muestras gratuitas en el mercado actual

En la actualidad, cualquier sector comercial del mercado nacional o internacional se convierte en un terreno de combate donde cada empresa usa sus mejores armas para llegar a lo más alto. Unas empresas destacan por su atención al cliente, otras por su relación calidad-precio. Sin embargo, para combatir las crisis económicas que muchos consumidores sufren día a día, muchas marcas se decantan por las promociones.

Entre las promociones más habituales, resaltan las rebajas o descuentos y las muestras gratuitas. Es de esta última sobre la que vamos a hablar, ya que, especialmente en los últimos años, las empresas deciden invertir en muestras y regalarlas para que los clientes potenciales prueben sus productos. Pero, ¿cómo funciona exactamente?

¿Qué son las muestras gratuitas?

Con el objetivo de llegar al público con mayor facilidad, las grandes marcas suelen crear una versión reducida de sus nuevos productos para que los consumidores puedan probarlos. ¿Quién podría renunciar a algo que es gratis?

De esta forma, las empresas se aseguran de que su producto sea consumido y confían en que, gracias a su calidad, el cliente potencial volverá a la tienda para pagar por el producto.

Pero no hablamos solo de productos en tiendas. En todos los sectores, este tipo de promoción gratuita se adapta al servicio ofrecido. En el caso de los casinos online, por ejemplo, estos ofrecen una gran variedad de tragamonedas gratis. Así, se aseguran de que el jugador pueda probar mas de 7,780 juegos de casinos hasta que se sientam seguros para jugar tragamonedas con dinero real.

Ventajas y desventajas de las muestras gratuitas

Como todo en esta vida, este tipo de promoción tiene sus puntos positivos y negativos.

Tal y como se deduce de su propia denominación, estas muestras son gratuitas, lo que supone un desembolso por parte de la marca. No solo regalan productos, sino que también invierten en crear versiones reducidas con un claro mensaje publicitario y de futuro. Por ello, para promociones de este tipo, la empresa debe contar con un buen colchón financiero. Así, normalmente vemos muestras gratuitas de nuevos productos de grandes marcas, tales como Coca-Cola o Colgate.

Por ello, los pequeños negocios normalmente no suelen decantarse por este tipo de promociones, aunque siempre existen excepciones, ya que, si la calidad del producto es irreprochable y el precio es abordable por parte de los consumidores, la inversión en muestras gratuitas puede volver duplicada o triplicada a la cuenta de la empresa.

De hecho, esto es lo que sucede en las grandes empresas que, ayudadas por la propia identidad de la marca, consiguen convencer más fácilmente a los clientes y, así, fidelizarlos con un nuevo producto que se adapte mejor a sus necesidades.

La combinación para dominar el mercado

Las promociones en las que el cliente potencial puede probar el producto gratuitamente se han convertido en una importante herramienta para luchar en cada uno de los sectores del mercado actual, pero no debe ser la única.

Así, lo ideal para cualquier empresa es realizar una campaña promocional que cuente con varias herramientas. De esta forma, las marcas suelen combinar las muestras gratis con otros productos. Por ejemplo, es muy habitual que, al realizar el pago de una compra, se añadan muestras gratuitas sobre productos relacionados. Con esta simple acción, la empresa se asegura de que el cliente está realmente interesado en un producto de ese tipo y, por lo tanto, la posibilidad de que lo compre en el futuro es mayor.

En conclusión, aunque en muchas ocasiones no nos demos cuenta, toda promoción tiene un objetivo claro por parte de la empresa: fidelizar nuevos clientes y reforzar la relación con los consumidores habituales. Y, en este caso, las muestras gratuitas cumplen claramente con su objetivo y suponen una inversión bastante fiable.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa