Publicado el: 17 Jul 2020

El plan de inundaciones de Trubia estará listo en un año

El pliego de condiciones no descarta la demolición del puente de Quintana, aunque sólo en el caso de que no haya soluciones alternativas para mejorar la capacidad de desagüe del río en la zona, como la elevación de la pasarela

Propuestas de mejora de la protección de Trubia ante las inundaciones, incluidas en el documento previo

Redacción / Trubia

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha sacado a licitación el proyecto contra las inundaciones en Trubia, con un presupuesto de 107.558 euros y un plazo de ejecución de once meses, de forma que estará listo en algo más de un año, teniendo en cuenta la tramitación administrativa. El proyecto “tiene como finalidad establecer las medidas estructurales y ambientales necesarias para paliar las frecuentes inundaciones que se producen en Trubia, mediante el estudio y análisis de todos los factores y circunstancias que condicionan el buen funcionamiento hidráulico del río en el tramo de actuación”, señala la Confederación. El ámbito del proyecto comprende el río Trubia, entre el puente metálico en la zona de “La Riera” y su confluencia con el río Nalón, y éste, hasta Industrial Química del Nalón. La Confederación destaca que Trubia de una de las zonas con mayor riesgo de inundación de la cornisa Cantábrica. “La población de Trubia se sitúa en la confluencia de estos dos ríos, lo que la hace especialmente vulnerable a las crecidas de cierta relevancia”, señalan los pliegos de condiciones, que destacan que “además en este entorno se emplazan instalaciones industriales como la Fábrica de Armas y Química del Nalón y numerosas infraestructuras de servicios, como el ferrocarril, carreteras, etc”, lo que hace que la localidad sea “una de las zonas con más riesgo de inundación de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Occidental”. El proyecto debe “diseñar las obras necesarias” para reducir el riesgo de inundaciones” haciendo “un análisis detallado del problema y que proponga todas las soluciones posibles para elegir la más adecuada. En la documentación se aportan varias propuestas, incluidas en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación del Cantábrico Occidental.

Entre las obras que se están estudiando para mejorar la protección de la localidad está el desmontaje del puente de Quintana, que forma parte del patrimonio industrial de la villa. Su protección ha sido solicitada por organizaciones como la Asociación por el Patrimonio Histórico Industrial de la localidad. La Confederación pide que el proyecto “analice la problemática que representa la pasarela metálica, que implica actualmente una disminución importante de la capacidad de desagüe del río”, intentando preservarla, con soluciones como su elevación “o si ello no fuese posible por razones técnicas o hidráulicas, su sustitución llegando a proyectar una solución” por otra similar, lo que iría en contra de las peticiones vecinales. También se plantea ampliar el ancho del cauce en La Riera; recrecer los muros y la caja que encauza el río a su paso por el pueblo; elevar el muro al paso del río por Industrial Química del Nalón y mejorar la sección del puente de la calle Ramón López, y medidas para mejorar la confluencia del Trubia con el Nalón.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa