Publicado el: 30 Jul 2020

Vecinos de Belmonte claman solución a la carretera de Begega

La asociación La Voz del Pueblo entregó 600 firmas al Principado reclamando información sobre las alternativas al acceso, tras la paralización del proyecto inicial porque afectaba a una antigua mina romana

Los afectados llevan nueve meses obligados a dar rodeos de hasta 40 kilómetros para acceder a sus viviendas

La carretera, que se hundió en octubre de 2019

Redacción/Grado

Los vecinos de Belmonte de Miranda exigen ya soluciones al acceso a Begega, después de que el proyecto inicial de carretera alternativa quedara paralizado, porque afectaba a una antigua mina romana, catalogada como yacimiento arqueológico. La asociación La Voz del Pueblo ha enviado un escrito a las consejerías de Cultura (Patrimonio Histórico) y a Infraestructuras, firmado por más de 600 vecinos, pidiendo información, y soluciones. «Según tenemos entendido se ha realizado una inspección y se están buscando alternativas al nuevo trazado de la carretera por la Consejería de Patrimonio Histórico y Cultural, pero a día de hoy nadie nos lo ha confirmado, ni el Ayuntamiento, ni la Consejería de Patrimonio Histórico y Cultural, ni tampoco la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras se han dirigido a esta Asociación ni tampoco a los vecinos afectados para informarles al respecto de la situación actual. Teniendo en cuenta que esta obra será financiada por la empresa Orovalle, no entendemos este retraso, ya que descartamos el económico», señala La Voz del Pueblo. «Esta asociación quiere recordarles el sufrimiento que están viviendo los afectados por el corte de la carretera entre el Alto de Carriceo y Begega desde octubre de 2019, tienen que realizar un rodeo dependiendo de la zona donde vivan de unos 30 o 40 kilómetros. Otro de los problemas añadidos son las pérdidas que están sufriendo estos vecinos, que de alguna manera les está costando un desembolso económico muy importante, el bar, los vendedores ambulantes, taxistas, transportistas, ganaderos, además del perjuicio que se hace a niños, mayores, personas enfermas y a los propios trabajadores de la Mina Orovalle. Nadie hasta la fecha se preocupa de esta situación, ni tampoco les preguntaron sus necesidades, es increíble lo abandonados que están, no pueden vivir así, es una injusticia que ven que va para largo, ya que no ven que se esté haciendo nada al respecto, ya que nadie les informa de lo contrario. Esto es una prueba más de que en las zonas rurales solo valemos para votar, ya que aquí no vienen a darnos una mínima explicación y decirnos la verdad, solo pedimos saber la verdad, creemos que no estamos pidiendo mucho ante la situación que están viviendo los afectados», claman los vecinos. Y piden que «informe a estos vecinos de la situación actual, proyecto, carretera alternativa, comienzo de obras, duración, etc, para que puedan planificar su vida y sus negocios».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa