Publicado el: 21 Ago 2020

El nuevo vial de Química del Nalón supera el trámite ambiental

El Principado considera que el proyecto «no tendrá efectos significativos sobre el medio ambiente», y establece condiciones para reducir su efecto sobre la avifauna y las zonas protegidas de los ríos Trubia y Nalón

Trazado previsto para el nuevo vial de Química del Nalón

Redacción/Trubia

La Consejería de Medio Ambiente y Cambio Climático ha dado luz verde al estudio de impacto ambiental simplificado del nuevo vial de Química del Nalón, un proyecto impulsado por la empresa, el Ayuntamiento de Oviedo y el Principado para conectar la factoría directamente con la AS-228, en la rotonda de Molina, de forma que el tráfico pesado no tenga que atravesar el centro de Trubia. El proyecto ha superado el trámite ambiental, según la resolución publicada ayer en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, que da luz verde a su ejecución, por entender que «no tendrá efectos significativos sobre el medio ambiente». Sí establece la obligación de cumplir ciertos requisitos para reducir el impacto sobre la avifauna y las zonas protegidas del río Trubia y del entorno del Nalón. Entre ellas, se establece que cualquier poda o tala en la ribera debe hacerse entre el 1 de septiembre y el 15 de marzo, «para evitar afecciones a las especies nidificantes». El acopio de materiales deberá hacerse además fuera de las zonas protegidas, «evitando vertidos al cauce». La empresa tendrá además que presentar un proyecto «de revegetación de las zonas afectadas del río Trubia y las próximas al río Nalón. Asimismo también dará su conformidad al plan de pesca eléctrica que habrá de realizarse en el río Trubia antes del inicio de los trabajos.», según señala la resolución, que establece además que todas las afecciones a especies, como rescate, traslado, aparición de animales muertos o enfermos, alteraciones de los hábitats «será comunicada a esa Dirección General, a fin de que por su parte se autoricen, o emitan las instrucciones necesarias «. Las obras se aprovecharán para eliminar especies invasoras, con un plan de seguimiento a cinco años. Además, el proyecto debe ajustarse a las condiciones que imponga la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, para no empeorar la ya compleja situación de Trubia ante las inundaciones. El Ayuntamiento de Oviedo ha alertado por su parte de la posible presencia de suelos contaminados, por la cercanía de terrenos utilizados históricamente por la fábrica de armas, y también ha establecido medidas para reducir el impacto de las obras sobre el patrimonio histórico.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa