Publicado el: 22 Ago 2020

Detenida una banda que robaba en locales públicos, también en Las Regueras

La Guardia Civil captura a diez personas, que utilizaban vehículos para cometer presuntamente sus delitos en toda Asturias y luego los calcinaban para eliminar pruebas

Uno de los detenidos, en una imagen de la Guardia Civil

Redacción / Grado

La Guardia Civil de Oviedo ha detenido a diez personas que integraban presuntamente un grupo criminal, por la supuesta comisión de robos con fuerza en establecimientos públicos, algunos de ellos en Las Regueras, utilizando vehículos sustraídos que posteriormente eran abandonados tras ser calcinados para eliminar pruebas incriminatorias. Los inicios de las investigaciones se remontan al mes de octubre del pasado año 2019, cuando la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Oviedo, detectó un considerable aumento de sustracciones de vehículos y su posible relación con robos en establecimientos públicos, dando origen a la “operación Capigás”.

Del análisis de robos con fuerza y de los indicios obtenidos en las inspecciones oculares de los vehículos y establecimientos públicos violentados, se pudieron relacionar numerosos robos con fuerza que se ejecutaban tras la sustracción de vehículos de alta cilindrada, habiendo consiguiendo inutilizar sus sistemas de seguridad. El acceso a los establecimientos públicos, preferentemente bares; se llevaba a cabo mediante el método conocido como “alcantarillazo” para fracturar con violencia, puertas, ventanas o lunas mediante objetos contundentes, habitualmente tapas de registro. En otros casos, los autores de los robos accedieron a talleres de reparación y venta de neumáticos, mediante el “alunizaje” de los vehículos sustraídos, para golpear los portones de acceso. Del interior de los establecimientos se sustraía principalmente el dinero de cajas registradoras y de máquinas recreativas, las cuales eran abiertas por la fuerza en escasos segundos; siendo precisamente ésta una característica del grupo criminal, que perpetraba sus robos empleando para ello menos de un minuto de tiempo.

La operación permitió el esclarecimiento de 33 hechos delictivos; la mayoría robos con fuerza en establecimientos públicos sitos en los concejos de Oviedo, Gijón, Siero, Avilés, Mieres, Lena, Pravia, Las Regueras, Navia y Coaña, así como sustracción de vehículos, daños, contra la seguridad vial y atentado a agentes de la autoridad. Destaca el esclarecimiento del robo con violencia e intimidación, cometido el día 3 de diciembre de 2019 en la estación de servicio de Cuyences (Oviedo), donde cinco varones irrumpieron con una maza en horas de madrugada, amenazando a los trabajadores y clientes para hacerse con la recaudación. Horas antes se habían perpetrado otros tres robos en bares de la ciudad de Oviedo, a los que se habían desplazado con un vehículo previamente sustraído, que igualmente fue el utilizado en la noche siguiente, para el robo en otros dos bares más de Gijón. Las detenciones de los integrantes del grupo, todos ellos residentes en Asturias; se llevaron a cabo por parte de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Oviedo, durante distintas fechas del mes de junio y julio en las localidades de Oviedo, Gijón y Avilés, villa última ésta en la que la Guardia Civil contó con el apoyo y colaboración de la Policía Nacional y Policía Local. El último de los integrantes del grupo fue detenido ayer por la Guardia Civil. Las detenciones resultaron muy laboriosas debido a las medidas de seguridad tomadas por la mayoría de los supuestos autores y el continuo cambio de domicilio que realizaban. Tras las detenciones y recuperación de varios de los vehículos sustraídos, fue posible el hallazgo de objetos provenientes de hechos delictivos, así como otros efectos incriminatorios y fragmentos de huellas dactilares. El valor de los efectos sustraídos, a falta de peritación oficial se estima en más de 25.000 euros y los daños ocasionados superan los 55.000 euros. Tras la entrega de los detenidos a la autoridad judicial y Fiscalía de Menores respectivamente, se ordenó el ingreso de varios de los mismos en la cárcel de Villabona y centro de menores del Principado de Asturias.

Diario digital del Camín Real de la Mesa