Publicado el: 07 Sep 2020

La comarca tiene parados más de 5 millones en remanentes

División entre los concejos de IU y el PSOE sobre el acuerdo de la FEMP para prestar la mitad del dinero de los superávit de los ayuntamientos a cambio de poder invertir la otra mitad

Abel Caballero, presidente de la FEMP, en la firma del acuerdo en Moncloa

L. S. N. / Grado

Los concejos de la comarca del Camín Real de la Mesa acumulan más de 5 millones de euros de remanentes de Tesorería, un dinero registrado en las cuentas municipales pero que no pueden invertir, en aplicación de la llamada Ley Montoro, de 2012. Aquella ley, impulsada por el PP, intentó frenar la deuda pública impidiendo a los ayuntamientos invertir los remanentes, un dinero ‘contable’, que no siempre está en las arcas municipales, ya que incluye los derechos pendientes de cobro (deudas de los vecinos con los ayuntamientos) que en muchos casos son muy difíciles o imposibles de cobrar. Como había municipios con remanentes hinchados que invertían año a año engordando la deuda pública, pagaron justos por pecadores, y todos los municipios de España se quedaron sin esa financiación para hacer obras o asumir gastos. A lo largo de estos años, todos los municipios (también los del PP, que fue quien restringió el uso de remanentes) han reclamado poder invertir el dinero, que se acumula en sus cuentas mientras tienen sin arreglar carreteras y colegios. Ahora, en plena crisis del coronavirus, los municipios españoles se han dividido ante el acuerdo del Ministerio de Hacienda con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para poder utilizar, al menos en parte, ese dinero: los ayuntamientos que acepten prestar la mitad de su remanente al Estado, con un plazo de devolución de 15 años, podrán invertir la otra mitad. En la comarca del Camín Real de la Mesa, los concejos que tienen remanente de Tesorería (Somiedo, por ejemplo, no tiene, y Salas tampoco) suman en total 5.065.759 euros, una importantísima cantidad de dinero en municipios que han tenido muy poco margen inversor desde la crisis económica de 2008. Los cuatro gobernados por IU (Grado, Quirós, Teverga e Illas) rechazan la cesión del dinero. El alcalde de Illas y responsable de política municipal de IU Asturias, Alberto Tirador, es tajante: “Al intento de saqueo y chantaje de la arcas municipales en Illas diremos no”. Y es que IU defiende que tanto la decisión del PP de bloquear los remanentes como la propuesta actual de permitir su uso solo si se acepta prestar parte del dinero son “intromisiones inaceptables” en la autonomía municipal. “Es indignante que el gobierno central (tanto el actual como los anteriores del PP) pongan tantas trabas para tratar de impedir que invirtamos el dinero de los vecinos para mejorar la vida de la gente. El Estado debe dejar de utilizar los recursos de los Ayuntamientos para cuadrar sus propios déficits ante Europa”, defiende el concejal de Hacienda de Teverga, Adrián Gayo. En cuanto a la cuantía, Grado tiene 1,4 millones de euros; Quirós (cuyo alcalde, Rodrigo Suárez, destaca que no están para prestar dinero a nadie, con una deuda de 600.000 euros) tiene 200.000 euros de remanente; Illas, en torno a 400.000 y Teverga, 137.000 euros.

En el caso de los concejos del PSOE la postura es favorable al acuerdo. La alcaldesa de Belmonte de Miranda, Rosa Rodríguez, la resume así: “Con la ley actual y sin el acuerdo no podríamos disponer del remanente pues la regla de gasto, una verdadera traba para los ayuntamientos, nos impediría poder usarlo. Por fin se nos ofrece una oportunidad por la que hemos estado luchando desde 2012”, y anuncia que, a la espera de conocer más detalles, sí se acogerá al acuerdo. Similar opinión mantienen otros concejos gobernados por el PSOE, como Las Regueras, cuya alcaldesa, Maribel Méndez, entiende que “es la forma de poder hacer uso de ese dinero”, una postura que comparte, por ejemplo, Yernes y Tameza. Proaza y Santo Adriano aún no se han decidido, a la espera de tener más información sobre a qué se podrá destinar el dinero. En cuanto a las cantidades, Candamo tiene más de un millón, que si se restan las deudas de difícil cobro queda en un remanente positivo de 787.498 euros; Las Regueras, 410.000 euros; Belmonte, 674.000; Proaza, 850.000 y Santo Adriano, 47.000 euros.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa