Publicado el: 10 Sep 2020

La Estaca empieza a desvelar sus misterios

Un equipo de 16 arqueólogos excava en dos lugares distintos de la finca, siguiendo uno de los muros de la villa romana, donde ya ha aparecido un pavimento, y en una edificación aislada localizada por georradar donde se han hallado los muros

Muros perimetrales del edificio exento, que había sido localizado por georradar

Esther Martínez/ Las Regueras

Han pasado nueve meses desde que se tapó el segundo mosaico hallado en la ería de San Martín en La Estaca (Las Regueras). La última campaña, en otoño del 2019, duró un mes y concluyó con la visita de la consejera de Cultura, Berta Piñán, pocos días después de que el Ayuntamiento de Las Regueras solicitara la declaración de Bien de Interés Cultural /BIC) para el mosaico. El pasado 24 de agosto el equipo de arqueólogos, dirigido de nuevo por Juan Muñiz, ha vuelto al trabajo en la parcela conocida por “El Pedregal”, y en ella han iniciado la excavación de dos espacios, separados entre sí, cada uno de ellos de 25 m2. Y ya han comenzado los hallazgos, con la localización en el recinto principal de un pavimento de piedra, y la aparición de los muros perimetrales del edificio exento. El más próximo a la excavación de diciembre, donde se ha localizado el pavimento, “sí forma parte de la villa, y la prolongaremos en función de cómo encontremos los muros hacia la carretera, justo hacia donde se descubrió el mosaico de 1958. La importancia del muro es que del mortero que lo recubre se puede obtener ceniza para datar las fechas, se podrá ver la decoración, y es el muro también quien va a dar la dirección real del edificio”, señala Juan Muñiz. La otra superficie que ya se ha descubierto, está situada más al norte, y es la que más intriga despierta, ya que según los datos obtenidos del georradar, que dibuja los contornos, es una edificación aislada, que puede ser “algo que sí tenga que ver con la casa, o una edificación posterior”, que aún no se ha datado. La campaña durará un mes, y son dieciséis personas las que componen el equipo de investigación. El director científico es como en la ocasión anterior, el profesor de la Universidad de Oviedo, Elias Carrocera. En estos días el buen tiempo y los días más largos están facilitando el trabajo, aunque a la hora de excavar a más de un metro de profundidad, es mucho más duro por la sequía de este verano. La Asociación de Amigos de la Villa Romana de San Martín de la Estaca, artífice de las distintas propuestas para obtener fondos para financiar el proyecto, ha conseguido de momento 8.500 euros para esta campaña, además el equipo de arqueólogos tiene pensado solicitar todas las subvenciones a las que puedan acceder, pero aún no están convocadas, afirma Muñiz, quien considera que la declaración BIC facilitaría poder optar a otras vías de ayuda. En cuanto a ésta tramitación, actualmente se está redactando la memoria histórica y técnica de la Villa Romana de San Martín de La Estaca, que ha sido adjudicada al director de las excavaciones, Juan Muñiz; trámite previo a la incoación del expediente, por parte del Consejo de Patrimonio del Principado de Asturias, órgano que se prevé que ser reúna el próximo mes de diciembre. Tanto la consejera como el director general de Cultura, Pablo León, se mostraron favorables durante los pasados trabajos a que la villa romana obtenga la máxima protección. La alcaldesa, Maribel Méndez y el concejal de Cultura de Las Regueras, Vicente Herranz, se reunieron hace unas semanas con León, para interesarse por la marcha de la petición de BIC. Aún no se sabe si será posible organizar visitas a los trabajos actuales, debido a la actual situación de la pandemia por la Covid-19. Quienes están invitados, cuando los trabajos estén más avanzados, son los miembros de la Corporación municipal de Las Regueras, la consejera de Cultura Berta Piñán y el director general de Cultura, Pablo León.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa