Publicado el: 18 Sep 2020

Finaliza este año la concesión del río Somiedo y el arroyo Las Morteras a EDP

Los ecologistas piden que la nueva concesión establezca un plazo menor y más inversiones ambientales

Central de La Malva, de Edp, en Somiedo

Redacción/Grado

La concesión de dos ríos de Somiedo a la antigua Hidroeléctrica del Cantábrico, hoy EDP, para su explotación en la central eléctrica de La Riera finaliza el próximo mes de diciembre, una vez trascurrido el plazo de 75 años desde su aprobación. El fin de la concesión del aprovechamiento hidráulico afecta al río Somiedo y al arroyo Las Morteras, utilizados por la central eléctrica de La Riera. La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha pedido a través de un comunicado que no se apruebe una nueva renovación de la concesión, ya que considera que convierte a los ríos somedanos «en canales». «En el río Somiedo, una presa de 55 metros de longitud y 14 metros de altura, un canal de 4.406 metros. En el arroyo de las Morteras, un azud de 15 metros de longitud y 3 metros de altura, un canal de 1.607 metros. Estamos hablando de una actividad que afecta a los lagos y cauces afectados en su hidrogeomorfología y régimen de aguas se encuentran en el Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Somiedocuyo PRUG ya advertía de los efectos perniciosos de la actividad hidroeléctrica», señalan los ecologistas.

En concreto, aseguran que «todos los años apreciamos en la cuenca que está todo ella regulada tramos de los ríos y arroyos secos, por no respetar el nivel del caudal ecológico por parte de la actual concesionaria que explota las dos centrales presentes, la Riera y la Malva. Se ven en los lagos y los cauces de la cuenca un continuo aumento de especies invasoras, que sería preciso controlar. El escaso caudal agrava los problemas de los vertidos en los cauces de la cuenca, por lo que es necesario reducir estos vertidos urbanos como ganaderos, mejorando las actuales depuradoras y poniendo donde no las hay, tratar los purines de forma adecuada que son un grave problema en los actuales cauces». Y consideran «evidente» que «la actual concesionaria tiene un beneficio continuo de estas instalaciones, al estar amortizadas las inversiones después de tantos años, llevar unos escasos costes de mantenimiento, por lo que es preciso que su continuidad beneficie en mayor medida al concejo en el que esta ubicada y que reviertan al menos un 20% de éstos en la zona afectada». Por ello, reclaman que cuando se licite el nuevo aprovechamiento se establezcan «condiciones favorables para el bien común y no las determinadas hace 75 años, por lo que proponemos que se realice una nueva concesión mediante concurso público a un plazo más reducido, con las inexcusables mejoras ambientales a costa del titular para que continúe la actividad energética reduciendo el impacto de esta actividad en este espacio natural».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa