Publicado el: 22 Sep 2020

El Consejo Regulador espera una buena cosecha de faba

Los productores de la comarca dentro de la IGP cultivan diez hectáreas en Grado, Pravia y Soto del Barco

Una plantación de fabas

M. L. / Grado

La Indicación Geográfica Protegida de la Faba de Asturias espera para finales de este mes de septiembre una buena cosecha si el tiempo se mantiene como hasta ahora. Las plantas nacieron bien y se están desarrollando mejor, si bien la pequeña sequía a finales de julio y principios de agosto hizo temer que habría problemas. Las posteriores lluvias ayudaron a remontar las plantaciones. En el caso de algunas, como las de Riberas en Soto del Barco están “impresionantes”, según explica el veedor del Consejo Regulador Santiago González, ya que los cultivos de las vegas sufrieron menos la sequía. Desde la IGP prefieren, sin embargo, no hacer una estimación de cuál será la producción de este año “porque nunca se sabe y en septiembre puede pasar de todo”, añade González que recuerda que la cosecha de 2019 se truncó entre septiembre y octubre por las intensas lluvias, estropeándose un 60% de la misma, pues se inundaron muchas vegas. “La campaña está siendo buena en líneas generales, aunque aún es pronto para hacer una estimación de lo que será la cosecha, ya que el mes de septiembre es muy decisivo al ser donde se produce la maduración del grano.”, añade el veedor del Consejo Regulador. La comarca no tiene aún muchos productores que se hayan acogido a la denominación de origen, aunque va en aumento. La mayoría están en Pravia, con 8 agricultores que trabajan 6,5 hectáreas. En Grado hay ya 3 que disponen de 1,4 hectáreas, (el año pasado no había nadie) y en Soto del Barco hay dos productores, con dos hectáreas de cultivo de faba. En Asturias el total es de 143 productores para un total de 178 hectáreas cultivadas acogidas a la IGP. El rendimiento de la cosecha pasada fue de 1.312 kilos por hectarea. Las fabas acogidas a la IGP garantizan que su procedencia es cien por cien asturiana ya que está sometida a estudios de trazabilidad y de calidad permanentemente. La contraetiqueta que lleva garantiza ese origen y certifica que son judías grano tipo Granja, cosechadas y envasadas o elaboradas dentro de los límites geográficos del Principado de Asturias, y controladas por el Consejo Regulador, convirtiéndolas en Faba Asturiana Faba fresca Lo que sí empezará a verse ya por los mercado semanales es la faba fresca, método de cosecha que ha tenido un auge en muy poco tiempo. Esta faba se recoge antes de deshidratarse la planta. Se desvaina y se vende un mes antes que la faba seca tradicional. Suele verse a mediados de septiembre, especialmente en los mercados de Pravia.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa