Publicado el: 22 Sep 2020

Trubia se Mueve pide apoyo municipal a la escuela infantil del pueblo

La asociación solicitará al alcalde algún tipo de apoyo a las familias para que puedan utilizar la guardería, la única con la que cuenta la localidad, «para evitar su cierre»

Pequeños trubiecos en la guardería ‘Pinitos’

Redacción / Trubia

La asociación vecinal Trubia se Mueve pedirá al Ayuntamiento que establezca algún tipo de ayuda para evitar el cierre de la escuela infantil de la localidad, ‘Pinitos’. La asociación plantea que se establezca algún tipo de ayuda a las familias, para que puedan utilizar los servicios de la escuela infantil, privada pero que es la única que existe en la localidad, «y desde su apertura lleva prestando un servicio de alta calidad», señala el presidente de la asociación, José Luis Álvarez Casillas. Trubia se Mueve destaca que las familias de Trubia y alrededores no tienen acceso a escuela infantil pública, por lo que pide que se establezca algún sistema para bonificar la utilización de la guardería que ya funciona en la localidad, ya que muchas familias que podrían beneficiarse de sus servicios no tiene capacidad económica.

 

Comentarios:
  1. Debatero dice:

    Lo que el Ayuntamiento debe hacer, y las asociaciones metemr presión, es una escuela de 0 a 3 pública y no conformarse con las excusas de que es inviable. O es que ahora las asociaciones vecinales son la voz de Canteli?

  2. Meruca dice:

    Por lo que se ve son la voz de negocios privaos, que por mucha buena intención que tengan, siguen siendo negocios privaos.

  3. Cascarillero dice:

    +

    Ya lo dijeron los filosofos: «Pueblo pequeño infierno grande» o «Nunca llueve al gusto de todos».

    Y añado, a los politicos de la administración local y regional, solo se acuerdan que hay 2.000 potenciales votos (o algo menos, de electores, en edad de votar), cada cuatro años.

  4. Corea dice:

    Estos de Trubia se muere son tremendos. Adlateres de Cantelí hasta la muerte. Que le pidan que cumpla con lo prometido.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa