Publicado el: 28 Sep 2020

Los ecologistas recurren un proyecto de mini central en el río Mosa, en Proaza

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha presentado alegaciones contra la petición, que pretende aprovechar el caudal del afluente del río Trubia

Arroyo Mosa, en Proaza/ Foto Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Redacción/Grado

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha presentado alegaciones contra un proyecto de aprovechamiento hidroeléctrico en el río Mosa o Serandi, en Proaza. Los ecologistas consideran que el volumen de agua estimado por el proyecto (de 122 litros por segundo) es «exagerado, sobre una cuenca tan reducida y con unas características hidrológicas que hacen que una parte del año se quede con un caudal exiguo». La Coordinadora destaca que se trata de un afluente del río Trubia, «que está declarado como Zona Especial de Conservación, y que ya está muy negativamente afectado por las alteraciones de caudal producidas por la presas para aprovechamiento hidroeléctrico de Las Ventas, en Proaza, y de Valdemurio, en Quirós, que provocan una reducción muy severa del caudal en determinados horarios. Estas alteraciones del caudal del Río Trubia tienen consecuencias negativas en sus frezaderos de truchas y salmones. Un problema muy grave en la actualidad, que está poniendo en peligro la supervivencia de muchas poblaciones de especies migradoras, es el establecimiento de barreras en los cauces como consecuencia de las captaciones destinadas a los aprovechamientos hidroeléctricos. Las regulaciones de los caudales fluviales han supuesto un profundo desajuste en las relaciones entre los ecosistemas de ribera y el río». El proyecto, destacan, supondría desviar el caudal durante un tramo de 850 metros con una presa de dos metros de altura. A juicio de los ecologistas, el proyecto afectará a poblaciones de salmónidos, por la fragmentación de las poblaciones, «con la consiguiente pérdida de diversidad genética».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa