Publicado el: 30 Sep 2020

Tras 13 años en Teverga todo sigue igual

Ángel LAGAR

Concejal del PP en el Ayuntamiento de Teverga

El Plan General de Ordenación Urbana de Teverga, iniciado en 2002 y aprobado definitivamente en 2007, está inacabado. Y lo está, porque el acuerdo de Aprobación Definitiva que adoptó la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias, CUOTA, establecía que era necesario incorporar o subsanar en un Texto Refundido un cúmulo de prescripciones que aducían. Para ello este Ayuntamiento tenía 6 meses de plazo, y un año para presentar el Catálogo Urbanístico que debía haberse tramitado simultáneamente. Pues bien, han pasado 13 años, siendo varios ya los regidores municipales que han pasado por este Ayuntamiento, y seguimos sin tener concluido dicho trabajo.

Quiero reivindicar la importancia de concluir el trámite, es de suma importancia para los vecinos, ya que se está imposibilitando la adaptación de nuestra regulación urbanística a las necesidades del concejo. No podemos por su inoperancia cercenar la posibilidad de implementar nuevas y mejores políticas municipales de vivienda, de actividad agroganadera y de suelo industrial, esenciales para nuestro futuro inmediato.

Es la desidia inaceptable con que el equipo de gobierno trata esta cuestión vital para el concejo, la que me obliga a trasladar a los vecinos mi preocupación por este tema, dado que dicha inoperancia nos está llevando a un estancamiento e incluso a una grave involución en la ordenación urbanística y de nuestro territorio. Cada vecino que tiene que abandonar nuestro municipio, cada empresa que se va porque no tiene posibilidad de desarrollarse, o cada emprendedor que desiste por su imposibilidad de desarrollo, son como mínimo un puesto de trabajo o una familia a la que no estamos atendiendo. Y eso no es de justicia, debemos poner todos los medios para evitarlo. Un Plan General de Ordenación no solo tiene que velar por el desarrollo urbanístico de una zona, sino también contemplar las diferentes posibilidades para su desarrollo a corto, medio y largo plazo.

No es la primera vez que intervengo en el Pleno pidiendo de manera explícita que se “termine” el Plan General de Ordenación, con lo que ello significa para todos. Mientras no se concluya no será posible hacer cualquier tipo de modificación, lo que nos aboca a no tener margen de maniobra ante cualquier requerimiento especial. Sin desdeñar que, si hoy quisiéramos apostar por una actividad industrial, ganadera o medioambiental, estaríamos atados de pies y manos. Y a pesar de todo lo expuesto, una vez más este mes de septiembre se ha votado en contra de constituir una comisión conformada por todos los grupos que permitiese establecer unas directrices comunes.

Una vez más me encuentro con un equipo de gobierno cortoplacista, que va por detrás de los problemas, mostrándose incapaz de trabajar por el futuro de nuestro municipio, ya que es un tema que creo que deberíamos de consensuar todos los grupos. Un Ayuntamiento no sirve únicamente para la recaudación de impuestos y el gasto del presupuesto municipal, el objetivo de la Corporación municipal es administrar y operar los servicios traspasados a la institución, conseguir el máximo consenso en todas sus acciones y buscar lo mejor para el interés general. Uno de los servicios que no pueden esperar una legislatura más es el de la gestión del urbanismo, trece años de espera creemos que ya son suficientes.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa