Publicado el: 03 Oct 2020

Quirosanos de medalla

El concejo rinde homenaje a los carteros rurales históricos, entre ellos Pepe el de Veiga, Jaime Menéndez, Teresa la de Pontonga y Laudelina Álvarez, y a vecinos destacados, como Canor el de Senra y Lucinda y Paulino del Bar Nuevo

El alcalde, Rpdrigo Suárez, entregó la pasada semana las invitaciones a los homenajeados

Beatriz Álvarez/Quirós

El último Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Quirós aprobó por unanimidad la concesión de las Medallas de Oro del concejo a “los carteros rurales históricos”, a Nicanor Álvarez (Canor el de la Senra) y a Paulino y Lucinda del Bar Nuevo.  Roberto Fernández Osorio, cronista oficial del concejo recogiendo la opinión de vecinos e instituciones llevó esta propuesta al Pleno que con esta concesión les hace un merecido homenaje y reconocimiento público en vida, como debe hacerse. “Todos ellos llevan a sus espaldas una trayectoria de muchas décadas, no es nada puntual o coyuntural. Creo que no se debería esperar mucho porque merecen serlo y estar para recibirlo” afirmaba Fernandez Osorio en el escrito que presentó al Consistorio.

Si hay un colectivo que haya trabajado con esfuerzo y entrega por el concejo, ese es el de los carteros, en una época donde las condiciones de Quirós y el propio devenir del siglo XX: la ausencia de carreteras, las inclemencias del tiempo, tiempos convulsos, no fueron nunca impedimento para que estos hombres y mujeres portadores de buenas y malas nuevas llegaran a todas las aldeas quirosanas, desde L.lindes a Pedroveya, de Las Agüeras a L.lanuces. Su labor iba más allá de llevar el correo postal, también hacían recados a los vecinos, trayendo o llevando encargos de las tiendas, Ayuntamiento o cualquier otra gestión que estuviera en sus manos. Tres de esos carteros, entre ellos una mujer, recibirán su medalla el próximo día 17 de octubre. Pepe Álvarez (Pepe el de Veiga), Jaime Menéndez y Teresa Álvarez (la de Pontonga), junto a ellos Laudelina Álvarez García, mucho más joven pero también ejemplo de esta tradición.
Junto a los carteros, el consistorio quirosano reconoce también a su vecino Nicanor Álvarez, muy querido por todos por su trabajo desprendido y sus manos siempre dispuestas para ayudar. Si algo caracteriza a Canor el de la Senra es su solidaridad y su trabajo a favor de la comunidad, la puerta de su taller siempre abierta y su sonrisa siempre en su cara. Canor es admirado por mayores y pequeños que han puesto durante generaciones sus bicis y otros mecanismos en sus manos, encontrando siempre arreglo para ellos y además, una buen gesto y un rato de amena conversación. A Canor no se le pone nada por delante, desde el Belén de la iglesia, la estrella de la Cabalgata, organizando carreras de bicis, por poner algunos ejemplos, pero también para colaborar en cualquier investigación sobre el concejo que se presente poniendo al servicio de la misma sus conocimientos que son muchos y muy buenos.
Tampoco tiene discusión la Medalla de Lucinda y Paulino del Bar Nuevo, una institución de la hostelería del concejo que fue regentado durante décadas por este matrimonio sin tener en cuenta ni horarios ni días festivos. El Bar Nuevo ofrecía esmerado servicio a los vecinos pero también un servicio público más allá de poner cafés y servir pintas. Durante muchos años las muestras de las matanzas se dejaban allí para que los recogiera el veterinario de la zona. Recogían paquetes, cartas, encargos y hacían todo tipo de favores de forma desinteresada. También regentaron una pensión que acogió a médicos y maestros, mineros o tratantes que llegaban al concejo y daban desde ella sus primeros pasos en en concejo y cómo olvidar a la Lucinda cocinera que tantos sabrosos menús ofreció a quien llegara a su casa. Por su veteranía y trayectoria así como por su edad es más que merecido este homenaje.
El próximo día 17 de octubre en la Casa de la Cultura de Bárzana, con aforo limitado, tendrá lugar el acto de entrega de las medallas de oro del concejo a estas personas, muchas de ellas de más de ochenta años, pero con la juventud vibrante en sus miradas, ese día recibirán de sus familias y vecinos un reconocimiento público en un acto que promete ser muy emocionante. Desde aquí nuestro aplauso y nuestra sincera enhorabuena.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa