Publicado el: 20 Oct 2020

Quirós se queda sin la celebración de Todos los Santos

La parroquia suspende los ritos litúrgicos en las iglesias y los cementerios

Cementerio de Bárzana / B. Á.

Beatriz Álvarez / Quirós

El párroco quirosano, Miguel Coviella, comenzó ayer a comunicar formalmente a sus feligreses lo que estos ya esperaban, recurriendo a la cordura y dadas las circunstancias de pandemia en las que estamos inmersos. Apelando en todo momento a la responsabilidad individual y a la prudencia, no habrá celebraciones ni en las iglesias ni en los cementerios los días 1 y 2 de noviembre. Las autoridades sanitarias por un lado y las eclesiásticas por otro así lo recomiendan.
El Arzobispado de Oviedo el pasado viernes día 16 de octubre ya había recordado que “las normas proponen posponer ceremonias y eventos relacionados con el día de Todos los Santos (y los Fieles Difuntos), evitando el acceso a los cementerios. (Cf. BOPA, Medidas especiales ante el Covid-19 [14-X-2020], 4.2.1). Nosotros ya habíamos adoptado como indicación diocesana (Cf. Comunicado de la Vicaría General, 9 octubre 2020): ceñirnos exclusivamente a las misas en las iglesias, con este motivo, prescindiendo de cualquier acto dentro del recinto de los cementerios o columbarios.” Sin embargo, la medida en el concejo de Quirós va más allá suspendiendo también las eucaristías.
Desde la parroquias asturianas se recuerda a todos los fieles que se puede conmemorar a los difuntos cualquier día del año con la oración y las visitas escalonadas a los cementerios.
Esta medida contribuirá a frenar los desplazamientos en el llamado Puente De los Santos, uno de los momentos en los que más movimiento de viajeros hay en el año, de esta forma se confía en frenar la expansión de la pandemia que alcanza cifras preocupantes en esta segunda ola.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa