Publicado el: 29 Sep 2021

Una breve historia de la ruleta

 

La ruleta es uno de los juegos de casino por excelencia. Se trata de una de las primeras imágenes que nos vienen a la mente cuando pensamos en el mundo de las apuestas, y no lo es por casualidad. Se trata de un juego cuyo origen se remonta, según algunos expertos, tan lejos como el siglo XVI. Con unos 400 años a las espaldas, estamos hablando de un juego con un recorrido lo suficientemente amplio como para haberse asentado como un auténtico clásico que no falla en las listas de favoritos de los amantes de los casinos.

Orígenes y evolución de la ruleta

Como tantas otras cosas con una historia tan larga, el origen de la ruleta tal y como la conocemos hoy en día no está del todo claro. Hay teorías que sitúan su origen en el siglo XVII de la mano del matemático francés Blas Pascal. Otras que atribuyen su invención a François Blanc, un astuto empresario francés propietario de algunos casinos que —esto sí parece claro— modificó la estructura del juego a su versión simplificada (eliminando el doble cero).

Sin embargo, atribuir la invención de la ruleta a una persona no es más que una conjetura. Parece más lógico afirma que se trata de un juego que ha ido evolucionando de diversas prácticas populares a lo largo del tiempo (hay quien dice que hay que remontarse, incluso, a la antigua Roma para datar las proto-ruletas que sirvieron de inspiración a las versiones posteriores, más parecidas a las que ahora conocemos) y que acabaron enraizando y generalizándose en la Francia y la Italia renacentista. De hecho, no sería descabellado pensar que la ruleta actual es una amalgama de juegos de diversa índole y origen (como pueden ser La Rueda de la Fortuna, Biribissi, La girella, La Boule, La Hoca, el Roly Poly o el Even-Odd, entre otros).

La ruleta: un juego perseguido durante siglos

Jugar ruleta en vivo hoy resulta bastante sencillo, no hay más que entrar en alguna de las casas de apuestas online especializadas y podremos disfrutar de toda la adrenalina y la diversión que puede ofrecer este juego. Sin embargo, esto no siempre fue así, durante siglos la ruleta fue un juego prohibido al que no podía jugarse de forma legal. Era necesario acudir a casinos clandestinos, casas de apuestas secretas o clubes privados para encontrar este tipo de ruedas giratorias numeradas. Esto explicaría también que hallar sus orígenes sea una tarea tan complicada: sus nombres debieron ir cambiando y su búsqueda resultaría, cuanto menos, esquiva.

La ruleta a día de hoy

Como ha ocurrido desde su origen, la ruleta sigue siendo un juego vivo, que sigue cambiando a medida que las circunstancias que rodean a sus usuarios van variando. En las últimas décadas, la irrupción de internet ha hecho que surja una nueva forma de jugar: los casinos online. E incluso dentro de este nuevo formato de juego, las formas de jugar a la ruleta siguen evolucionando año tras años a modalidades más realistas y completas. Las modalidades en vivo y con crupiers reales, por ejemplo, se están convirtiendo en alternativas más y más populares, que ofrecen a los jugadores toda la comodidad de jugar por internet (sin necesidad de desplazamientos, sin horarios y desde cualquier sitio), sin tener que renunciar por ello a un gramo de emoción.

Para terminar, no podemos dejar de recordar la importancia a la hora de jugar a la ruleta o a culaquier otro juego de azar de ser responsable y cumplir con todas las recomendaciones de juego seguro que establezcan las autoridades. Solo así podremos disfrutar al máximo de una actividad que, durante siglos, ha entretenido a tantas personas en tantos contextos distintos.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente