Publicado el: 06 Jun 2016

Belmonte homenajea a su vecina más longeva

María Sagrario Fernández Menéndez, nacida en Cutiellos, tiene 105 años, y es muy querida por sus vecinos

longeva belmonte1 longeva belmonte 2 longeva belmonte3 longeva belmonte 5

Julio Cabal / Belmonte de Miranda

El Centro Sociocultural de Belmonte de Miranda se quedó pequeño para rendir Homenaje a María Sagrario Fernández Menéndez, que ha compartido con todos los asistentes al acto un día muy especial para ella, su homenaje a esos 105 años muy bien llevados. A día de hoy esta vecina muy conocida y querida por todos está llena de vitalidad e ilusión, y una de sus principales pasiones es verse rodeada de toda su familia, lo que intenta hacer cada vez que puede.

Fue un acto muy emotivo donde María Sagrario, muy elegante para la ocasión, se mostró muy feliz rodeada de toda su familia, amigos y vecinos a los que atendió y saco fotos sin parar con una vitalidad fuera de lo normal.

El acto fue presidido por la alcaldesa Rosa María Rodríguez, que le dedicó unas palabras y le hizo entrega de una preciosa placa, continuando el acto su nieta Mirta que intentó dedicarle unas palabras pero la emoción pudo con ella haciéndole entrega de un bello ramo de flores. Posteriormente se visionó un reportaje sobre la biografía de María Sagrario.

Por último la familia quiso agradecer “de todo corazón” a todos los organizadores, Ayuntamiento, colaboradores, el diseñador del reportaje y a todos los asistentes al acto el homenaje que habían preparado para María Sagrario.

Biografía de María Sagrario Fernández Menéndez.

María Sagrario Fernández Menéndez nació el día 6 de mayo de 1911 en Cutiellos, lugar de residencia durante toda su vida, siendo a lo largo de ésta, además de ama de casa, modista. Hija de Antonio Fernández, madreñero de profesión, y de Felisa Menéndez, que falleció a los pocos años de dar a luz, siendo criada Sagrario por la posterior pareja de su padre. Fue una familia de siete hermanos, tres varones y cuatro mujeres, uno de ellos falleció en la Guerra Civil española y los otros cinco emigraron a Buenos Aires, quedándose ella a cargo de sus padres y un tío soltero que vivía en el domicilio familiar.

Se casó con un vecino del pueblo a los 30 años, con Rafael Álvarez, conocido como “Falo”, hombre elegante con mucho don de gentes, cualidades que conquistaron a Sagrario desde el primer momento, la cual se caracterizaba por ser una mujer seria y responsable, destacando así su gran carácter. Fruto de este matrimonio nacieron sus dos hijos mellizos, María Luisa y Rafael. En la actualidad cuenta con nietos, biznietos y tataranietos.

A lo largo de toda su vida, fue una mujer muy trabajadora y perfeccionista, virtud que sigue conservando ahora mismo, además de su afán por coser.

En 1978 fue a Argentina a visitar a toda su familia, en donde estuvo 45 días. Años después hizo un viaje a Madrid y varias veces a Villaseca (León) a visitar a la familia.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa