Publicado el: 21 Mar 2017

El roble de Bermiego: de despedir a los emigrantes a enseñar arquitectura

Casi dos toneladas del mítico «rebol.lo» centenario, que cayó en 2014, serán reconvertidas en piezas de un sistema de construcción educativo diseñado por el arquitecto Fermín González Blanco

El juego, con el sistema didáctico Lupo, estará en todos los Museos Etnográficos de Asturias

Traslado del rebol.lo/ Foto Pedro Domínguez

Beatriz Álvarez/Quirós

Se cuenta que los emigrantes de Bermiego que se iban a hacer las Américas se despedían de su pueblo tocando el mítico «rebol.l0», un roble centenario que se alzaba, orgulloso, en el centro de este pueblo quirosano hasta la fatídica madrugada del 22 de abril de 2014, cuando se dobló para siempre. Declarado monumento natural por el Principado de Asturias en 1995, estaba situado en un pequeño promontorio sobre la capilla de San Antonio y desde allí y en línea recta se alcanzaba a ver el Teixo de la Iglesia, centinelas los dos de la solana aldea quirosana y de su historia. Ahora, casi dos toneladas de su madera tendrán una nueva vida como maestros de arquitectura, de la mano del arquitecto Fermín González Blanco, que la transformará en un juego educativo de construcción.

La historia de la nueva vida del rebol.lo de Bermiego se remonta a aquella larga madrugada, hace ya tres años, cuando el arbolón cayó, por fortuna sin ocasionar víctimas, pero poniendo fin a un icono del pueblo. Los restos que se recuperaron fueron depositados en el Museo Etnográfico de Quirós y allí estuvieron hasta el pasado sábado. Desde un principio, ayuntamiento y vecinos estuvieron de acuerdo en que había que levantar algún tipo de monumento que recordara al roble y desde un principio también se habló de recuperar parte de esa madera que, en palabras de los expertos, no puede estar expuesta a la intemperie debido al deterioro tan grande que sufría. Había pues que darle otra salida.

El rebol.lo, en el Museo Etnográfico, antes de su traslado/ Foto P. Domínguez

Todas las ideas que se propusieron están, aún hoy, en el aire, pero  mientras los quirosanos se deciden, Fermín González, arquitecto sierense afincado en La Coruña, contactó con el Ayuntamiento para que le cediera alguna de esas piezas de madera originales para un proyecto cuando menos peculiar y de aquellas negociaciones se ha firmado un convenio que supone la cesión por parte del Ayuntamiento de parte del tronco del rebol.lo. El traslado de tres trozos procedentes del tronco principal, que configuran un bloque heterogéneo de un metro cúbico aproximado cada uno y con un peso total de casi dos toneladas fue realizado este sábado pasado.

El sistema Lupo

El traslado, el pasado sábado/Foto de Pedro Domínguez

Este arquitecto sierense patentó en el año 2008 el denominado «Sistema Lupo». Una herramienta didáctica basada en el juego cuyo fin es proporcionar al usuario y al docente mecanismos y dinámicas aptas para el aprendizaje lúdico. Partiendo de la arquitectura y del tradicional juego de bloques de construcción, Lupo extiende su didáctica transversalmente hacia las matemáticas y el dibujo, la física y el arte, la historia y la música y el diseño. En los últimos años este sistema ha sido aplicado en numerosos centros educativos y artísticos bien en forma de talleres específicos o a través de un uso autónomo por parte de los responsables de didáctica de cada centro. Así pues con la madera del roble de Bermiego se hará una versión especial del Sistema Lupo, Lupo-Rebollu de Bermiego, destinado a talleres educativos que revertirán especialmente en los habitantes de Quirós, pero que también llevarán el nombre del concejo y a su rebol.lo al resto de Asturias. Se pretende que haya una muestra en cada Museo Etnográfico de Asturias.

Nacio Quirós, Fermín Blanco y Pedro Domínguez

Los restos del tronco a partir del cual se empezará a trabajar están ahora en Brañes (Llanera) donde se abre un nuevo período para el tratamiento y preparación de la madera. Habrá que dejarla secar de forma natural y luego proceder a cortarla de forma que sea sólo la  madera sana la que se aproveche. Será Nacio Quirós, tallista, el que artesanalmente vaya dando lugar a las piezas que formen los distintos juegos y será la cámara de Pedro Domínguez la que documente gráficamente todo el proceso.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa