Publicado el: 12 Jun 2017

Las quirosanas arropan a Benita, ejemplo de la mujer rural

“Queremos dar visibilidad y un lugar en el mundo a las mujeres del campo”, destaca la presidenta de la asociación Valle de Quirós, Luisa de Castro

Las mujeres de Quirós, con Benita Rodríguez en el centro/Foto de Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

La Asociación de Mujeres Valle de Quirós rindió ayer homenaje a Benita Rodríguez, Mujer Quirosana del Año. Casi cuarenta mujeres de todas las edades acompañaron a Benita en una comida de hermandad, que se celebró en el albergue de Arrojo, con las intervenciones de  Luisa de Castro, presidenta de la Asociación de Mujeres y de Tina García Alonso, poeta quirosana. Después las concejalas Claudina Suárez, María Menéndez y Puri Arias le entregaron la figura “Avellanera”, escultura donada por el Ayuntamiento de Quirós, así como distintos obsequios por parte de la Asociación de Mujeres  y de la Asociación de Mayores que también se sumó a esta iniciativa.
Luisa de Castro tras dar las gracias a las mujeres presentes, hizo extensivo este agradecimiento a “todas  las que no han podido venir, pero han manifestado sus ganas y su interés por acompañarnos, haciéndonos llegar toneladas de cariño y buenos deseos para la homenajeada, junto a ellas hemos rememorado anécdotas y experiencias que forman la historia de Benita, memoria viva del concejo.” También agradeció al Ayuntamiento de Quirós que siempre colabora en sus iniciativas y a los medios de comunicación que “haciéndose eco de este acontecimiento han contribuido a realizar su particular homenaje a la mujer quirosana, a la mujer rural y nuestro trabajo”. En su opinión “convertir este acto familiar y local en algo grande, gracias a todas las personas que han contribuido y trabajado para conseguirlo, es la mejor forma de iniciar esta nueva etapa”.

Representantes de la asociación de mayores entregan un obsequio a la Mujer Quirosana 2017/ Foto de Beatriz Álvarez

La presidenta de la Asociación de Mujeres explicó que buscaban a una mujer quirosana, de edad, que hubiera trabajado en el concejo y cuya vida se hubiera desarrollado en el mismo. “Hay muchas, cada vez menos, pero Benita Rodríguez reúne todos estos requsitos junto a los valores de buena vecindad y generosidad, trabajo y sacrificio además de valor para seguir adelante. A la gente hay que demostrarle la admiración y el cariño cada día, pero hoy lo hacemos de forma festiva con esta comida”.

Las concejalas le entregan la figura “Avellanera”/ Foto de Beatriz Álvarez

Luisa de Castro aprovechó la ocasión para repasar los objetivos de la asociación: “Vamos a trabajar por dar visibilidad y su lugar a las mujeres rurales. La sociedad asturiana es la que es, gracias al incansable trabajo de nuestras madres y abuelas cuyo espíritu representa hoy Benita. Mujeres entregadas al hogar y a la familia, a las tareas del campo, tanto agrícolas como ganaderas. Afortunadamente nuestras jóvenes han avanzado en muchos campos, sin embargo, a la mujer siempre se  le exige más. Queda mucho por hacer en temas como igualdad de oportunidades, acceso a la información y formación, ocio de nuestras mayores, lucha contra la violencia de género, etc. Las mujeres somos el pilar sobre el que se sustenta la sociedad, no sólo la rural, sea hoy nuestro compromiso y nuestra lucha por ellas, por nosotras”. Finalizó su intervención animando a las presentas a asociarse y a participar en las distintas actividades que se organicen.
Tina García Alonso por su parte leyó el poema “Muyerines asturianes”, escrito en honor a todas las mujeres asturianas que repasa las distintas tareas que éstas hicieron tradicionalmente y que suponían llevar el peso de la vida familiar y social sobre ellas. El poema está publicado en el poemario de la autora titulado “Color de montaña y mar” y se adaptaba verso a verso a la vida de la homenajeada que expresó en su breve intervención su satisfacción y alegría por un acto familiar tan emotivo y volvió a dar muestras de su memoria.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa