Publicado el: 24 Nov 2017

Un violador redimido trabaja esporádicamente en Belmonte

El exrecluso, sobre el que ya no pesa ninguna condena, acude los fines de semana a trabajar a un pueblo del concejo

El Ayuntamiento comparte la preocupación de los vecinos y confía en la labor preventiva de las Fuerzas de Seguridad del Estado

Belmonte de Miranda / Pablo G. Pando

 

Redacción / Belmonte

Un exrecluso que cumplió condena por 54 violaciones y que salió de prisión en diciembre de 2013, está trabajando  en un pueblo del concejo de Belmonte de Miranda, aunque, según explica la alcaldesa Rosa Rodríguez, “no vive aquí, sino que va y viene esporádicamente”. El Ayuntamiento, a quien se le ha confirmado la presencia de esta persona en el concejo, comparte la preocupación de los vecinos pero confía en la labor preventiva de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Belmonte cuenta con policía local propia, un destacamento de la Guardia Civil y también actúan en la zona miembros del equipo ROCA de este cuerpo, encargado de prevenir y perseguir los delitos rurales.

El exdelincuente salió de la cárcel tras la anulación de la doctrina Parot, después de cumplir 32 años de prisión. Las agresiones las cometió en los años ochenta y noventa y fue condenado por ellas a más de 70 años de prisión.  Actualmente no tiene cuentas con la Justicia por lo que tiene derecho a moverse libremente por el territorio como un ciudadano más.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa