Publicado el: 21 Ene 2018

Eucaliptos y pinos son de “interés económico” para el Principado

Desarrollo Rural cierra un convenio con Cetemas para potenciar estas especies, aunque también de castaños, cerezo y nogal

El sector forestal “está llamado a tener un mayor papel en la economía rural”, dice la consejera María Jesús Álvarez

Eucaliptos y pinos en la sierra de Pulide

Redacción / Grao

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, y el presidente de de la Fundación Centro Tecnológico y Forestal de la Madera (Cetemas),  Alejandro Oliveros, han firmado un convenio de colaboración para realizar trabajos conjuntos de investigación e innovación en el ámbito forestal con el fin de impulsar un sector “cada vez más eficiente y competitivo”, que contribuirá a la mejora del medio rural, ha manifestado Álvarez. La consejería colaborará, al amparo de este acuerdo, a través del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida). Uno de los objetivos es el desarrollo de especies como el pino y el eucalipto, a las que, a pesar de las críticas de sectores ecologistas, siguen siendo de interés económico para el Gobierno regional. Además, el calentamiento global y el incremento de incendios forestales en zonas en las que se plantan en exceso este tipo de árboles de crecimiento rápido, como el caso de Galicia y Portugal, han desaconsejado por parte de los expertos que se siga potenciando.

No obstante, uno de los objetivos de este convenio es el “desarrollo y evolución de nuevos materiales genéticos de especies forestales con interés económico en la cadena de valor monte-industria, concretamente para el castaño, cerezo, nogal, eucalipto y pino”, señalan desde la Consejería.

El acuerdo suscrito renueva los que unen desde hace tiempo a ambos organismos en su labor de cooperación en materia de I+d+i, y es el resultado de la “buena experiencia” de años anteriores, ha explicado la consejera. “Se trata de mantener un equipo multidisciplinar, un intercambio de investigadores de ambas entidades que trabajan juntos y de medios materiales que permiten una labor muy versátil y a la medida de las necesidades del sector, de forma que se produzca un ahorro de medios que permite un equipo de investigación muy potente a nivel estatal para atender las necesidades del sector empresarial”, ha añadido.

Alejandro Oliveros y María Jesús Álvarez

En su opinión, el sector forestal asturiano “está llamado a tener un mayor papel en el conjunto de la economía rural y la firma de este convenio significa una combinación de recursos  tecnológicos que redundará en un mayor conocimiento y en una mayor consideración no sólo a nivel industrial, sino también desde el punto de vista de los ciudadanos, en línea con la apuesta de la consejería por la sostenibilidad, la eficiencia, la calidad y, en definitiva, el desarrollo social del medio rural”.

 Entre las líneas de trabajo que se llevarán a cabo, Álvarez ha destacado las destinadas a orientar los esfuerzos de los profesionales a la bioeconomía, “que tienen mucho futuro porque necesitamos una forma de gestión del territorio que sea sostenible en un horizonte de planeta que tiene que volver a ser azul”, ha precisado. También se ha referido a las investigaciones relacionadas con la sanidad y, particularmente, con la sanidad del castaño.

Otras de las actividades que se desarrollarán son, la evaluación de los recursos forestales, su capacidad de adaptación al entorno cambiante y valoración de su potencial como productores de recursos tradicionales y novedosos, incluyendo servicios ecológicos y bioproductos y la mejora de la eficiencia y sostenibilidad de los sistemas de producción forestal y del aprovechamiento de territorios marginales.

 También se trabajará en el desarrollo de biotecnologías y bioprocesos para facilitar la transición hacia una bioeconomía baja en carbono, con una maximización del reciclado y en el estudio de estrategias integrales y sostenibles como la explotación de los castañares de Asturias para fomentar su mantenimiento y la diversificación de las producciones forestales.

 Otro aspecto que se incluye en este acuerdo es estudiar métodos destinados a la prevención y control del chancro, la avispilla y otras plagas y enfermedades que pueden afectar a las especies forestales, la realización de prospecciones de cultivos de masas forestales con destino a la obtención de maderas nobles y la prevención de incendios forestales.

La titular de Desarrollo Rural ha asegurado que tanto el Serida como el  Cetemas disponen de instalaciones equipadas con las últimas tecnologías y el personal especializado en diferentes aspectos, así como viveros y fincas en los que se multiplican y estudian las nuevas variedades o el comportamiento de las tradicionales, en función de las características climáticas o topográficas locales.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa