Publicado el: 04 Mar 2018

Satisfacción entre los alcaldes que podrán usar el superávit municipal

Los regidores de la comarca muestran prudencia ya que creen que lo importante sería modificar el techo de gasto para hacer uso de los remanentes de tesorería

Montoro, al fondo, en la reunión que mantuvo con los representantes de la FEMP

Redacción / Grao

Los ayuntamientos podrán destinar el superávit a inversiones y hacer uso de él tanto este año como en 2019. Se trata de más de 5.000 millones de euros en toda España. El Ministerio de Hacienda ha asumido esta modificación tras la reivindicación de la FEMP. La medida beneficiaría a la mayoría de los ayuntamientos de la comarca, que han visto estos años limitadas sus inversiones a pesar de disponer de superávit gracias a una gestión equilibrada. Sin embargo aún no se sabe si también se podrá hacer uso de los remanentes que se han ido acumulando.

El alcalde de Grao, José Luis Trabanco,valora la noticia positivamente, aunque con reservas, “pues aún no es definitivo y falta que se haga efectivo en un plazo de tiempo razonable para poder, primero, saber qué se puede hacer con ese superávit y, segundo, ejecutar sin prisas y con garantías ese remanente. En ese sentido Montoro tiene que aclarar muy bien a qué se puede destinar ese superávit. ¿Contratación de personal, servicios, infraestructuras?”
Añade el regidor moscón que, ante la demora de la aprobación de los presupuestos del estado, la fórmula más ágil para dar luz verde a este anuncio  es  un Decreto Ley para ser aplicado por los más de 8000 ayuntamientos de España.  “Una cuestión que hasta la fecha no parece que se haya hecho nunca”.
“De momento no vamos a adelantar ninguna actuación hasta hacer un estudio más detallado de las opciones que nos facilitaría poder disponer de un superávit que en justicia pertenece a los ayuntamientos y que hasta la fecha viene siendo bloqueado por el ministro para arreglar las cuentas del Estado y de las Autonomías, insostenibles en una gran parte por la corrupción generalizada de su partido dentro de esas administraciones”, asegura.

La alcaldesa de Las Regueras se muestra prudente antes de hacer una valoración, al menos “hasta saber definitivamente lo que dice la letra pequeña ya que con lo que sabemos se debe concretar cuales son las inversiones financieramente sostenibles ya que hay otras variables que pueden condicionar como la regla de gasto y la estabilidad presupuestaria. Desde luego que sería justo que un dinero que tienen los ayuntamientos por su buena gestión se pudiera invertir en cualquiera de tantas actuaciones que repercutirían en la calidad de servicios para los vecinos que es el fin para el que gestionamos los equipos de gobierno locales”.

El alcalde de Santo Adriano Jesús Muñiz explica que en su caso en 2016 y 2017 tuvieron un plan económico financiero con 0 € de inversión durante los dos años como consecuencia de las pérdidas registradas en 2015, que fueron superiores a 150.000 €. Lo que hizo la Corporación en 2017 fueron modificaciones presupuestarias para poder invertir el ahorro del salario. Aún no tienen aprobado el presupuesto de 2018, ya que están sin secretaria-interventora desde el pasado mes de marzo y dependen de una Secretaria Circunstancial que nombra el Principado para cada ocasión que se precisa.

El alcalde de Quirós Ovidio García se muestra prudente “hay que ver lo que dice el Real Decreto”, dice. Este Ayuntamiento dispondría de unos 50.000 € de superávit “aunque es importante saber en qué nos dejan gastarlo”, subraya el regidor quirosano.

El alcalde de Illas Alberto Tirador expresa su satisfacción aunque también con cautela: “Eso está sin madurar . Primero es necesario que el gobierno modifique la regla de gasto y techo de gasto, pues sin esto no significa nada ya que podría gastarse el superávit de 2017 y tener que retener la misma cuantía del presupuesto. En ningún caso se habla del remanente. Éste sigue pendiente solo se habla del superávit de 2017 y lo realmente interesante es el remanente”.

La alcaldesa de Belmonte de Miranda, Rosa Fernández explica que la propuesta de la FEMP “no solo va en la dirección de permitir el superávit sino ampliar las inversiones y áreas en que se puede usar. Para nosotros es fundamental para poder afrontar varias inversiones pendientes como la renovación del pavimento de la Avenida del Parque y la Avenida Río Pigüeña en Belmonte así como el cambio de luminarias en los pueblos a bajo consumo, entre otras muchas actuaciones. Esperamos que el borrador que se presentará el próximo martes en la reunión entre la FEMP y Hacienda confirme lo adelantado por el ministro”.

El Ayuntamiento de Teverga está todavía pendiente de que se haga la liquidación del 2017, así que por el momento dicen no disponer de datos aunque esperan que en breve podrán analizar en que situación les deja este anuncio del Gobierno.

En el caso de Somiedo la medida apenas incidirá porque el Ayuntamiento tiene una alta ejecución presupuestaria y por tanto poco superávit. Para su alcalde, Belarmino Fernández Fervienza , no obstante, le parece bien esta medida.

El Ayuntamiento de Candamo ya ha expresado en varias ocasiones su frustración al no poder disponer del remanente de tesorería por la Ley Montoro. Natalia González espera que las obras del plan de inversiones puedan ampliarse a otras peticiones vecinales a lo largo del ejercicio ya que se cuenta con un amplio remanente de Tesorería, que sólo se puede aplicar con limitaciones por la regla y el techo de gasto.

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa