Publicado el: 04 May 2018

Aparecen más buitres envenenados en Proaza y Quirós, denuncia FAPAS

La organización conservacionista acusa al Principado de ocultar los hallazgos, y alerta del uso de cebos envenenados en zonas oseras

Ejemplar hallado en Proaza el pasado 25 de abril/ Foto FAPAS

Redacción/Grado

La organización conservacionista FAPAS asegura que en los últimos días han aparecidos nuevos casos de buitres envenenados en los Valles del Trubia, tras los detectados el pasado 25 de abril en Proaza. “El pasado día  25 de abril saltaba la alarma en el Concejo de Proaza, sobre las 3,30 de la tarde aparecía un ejemplar de buitre leonado en estado agónico en un prado, localizado por un vecino cuando segaba una finca. Antes de ir a comer no estaba y al volver, una hora más tarde, se encontró con el buitre  aún vivo pero agonizando, moría  instantes más tarde. El ejemplar, un buitre leonado adulto presentaba un aspecto  físico excelente. Ninguna herida,  todo hacía prever que se trataba de un ejemplar muerto por algún proceso de intoxicación después de ingerir alimento envenenado no mucho antes de morir”, asegura la organización. “La aparición de más  ejemplares de buitre muertos durante los días siguientes ha  desatado todas las alarmas, menos en la Administración Regional que optaron por tratar de ocultar lo que estaba sucediendo. Incluso, impidiendo que miembros del FAPAS pudieran participar en labores de búsqueda de buitres envenenados”, añade FAPAS, que destaca que los casos se están produciendo en zonas oseras. “Un problema, la presencia de veneno que  podría estar afectando a la especie más emblemática de la fauna asturiana, el oso pardo”, advierten, y acusan a la Administración regional de haber intentado ocultar el problema del uso de cebos “impidiendo en numerosas ocasiones que la información sobre casos de veneno pudiera ser utilizada para iniciar las actuaciones de investigación judiciales que permitieran identificar a los envenenadores”.

En la actualidad, el Principado ha puesto en marcha la redacción de una Estrategia contra los cebos envenenados, que está en fase de consultas, y a la que ha presentado observaciones la Coordinadora Ecoloxista ‘Asturies.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa