Publicado el: 05 May 2018

Investigan la muerte de un quebrantahuesos en Proaza

El ejemplar, de nombre ‘Carlota’ y radiomarcado en Picos de Europa, fue localizado ayer, y se suma a los buitres leonados hallados a finales de abril, en apariencia tras comer cebos envenenados

El ejemplar de quebrantahuesos/ Foto Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos

Redacción/Grado

El hallazgo, ayer por la tarde, de un quebrantahuesos con signos de envenenamiento en Proaza ha disparado todas las alarmas, después de la aparición de dos buitres leonados a finales de abril, y de la denuncia de Fapas de casos similares detectados en Quirós. El ejemplar localizado ayer, de nombre Carlota, había sido soltado en el parque nacional de Picos de Europa por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.

‘Carlota’ portaba un dispositivo de seguimiento de alta precisión que permitió reconstruir con escaso margen de error los movimientos del ejemplar, que esta semana se había desplazado hasta el Parque Natural de Las Ubiñas, y saber dónde se alimentó por última vez. El cadáver se encontraba en un lugar de difícil acceso, por lo que fue necesario usar técnicas de escalada. La Fundación, que contó con la colaboración de la Guardería y del Principado, ha denunciado los hechos a la Guardia Civil.

La Fundación destaca que los quebrantahuesos son una especie amenazada, y que cuenta con una protección similar a la de otras especies en riesgo, como el oso pardo.

Aparecen más buitres envenenados en Proaza y Quirós, denuncia FAPAS

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa