Publicado el: 13 Ago 2018

La carretera de Somiedo se ampliará a 7 metros con voladizo

El ensanche de la AS-227 entre Aguasmestas y la Pola afectaría a poblaciones de Centaura somedana

Carretera de Aguasmestas a Pola de Somiedo

 

L. S. / Somiedo

El proyecto de mejora de la AS-227 entre Aguasmestas y Pola de Somiedo prevé la realización de un ensanche de la plataforma actual hasta alcanzar una anchura total de 7,00 metros (2 carriles de circulación de 3,00 metros más arcenes de 0,50 metros) en el tramo comprendido entre las localidades de Aguasmestas y La Riera. La ampliación se reducirá a 6,30 metros de anchura entre La Riera y Pola de Somiedo para intentar minimizar el impacto en las zonas más difíciles. Para acometer esta obra, será preciso construir algunos tramos en voladizo sobre el río, ya que la carretera va encajada entre la ladera y la cuenca fluvial. Así se recoge en el estudio de impacto ambiental que esta siendo de nuevo tramitado por la consejería de Infraestructuras, y en la actualidad está en información pública. El estudio, elaborado por la empresa Noega Ingenieros, actualiza el ya tramitado en 2015, que fue archivado por la inacción de la dirección general de Recursos Naturales, que dejó expirar los plazos sin hacer su obligatorio dictamen.
El estudio, como es obligatorio, plantea tres alternativas: no hacer nada, limitarse a asfaltar y mejorar el firme, o acometer la ampliación. Esta última es la que quiere impulsar el Principado.

 

Centaura somedana

El estudio de impacto ambiental estima que con la ampliación de la carretera afectaría a poblaciones de centaura somedana, planta endémica de Somiedo, que cuenta por su rareza con la máxima protección. El estudio que ha actualizado los censos de la planta, ha censado 6605 ejemplares, con una estimación poblacional de 8587 ejemplares. La ampliación podría afectar, “en el peor de los escenarios”, al 8,94% de la población. Si se limitara al asfaltado y acondicionamiento, la afección se reduciría a un 6,59% de la población somedana de esta especie. No obstante, señala que podría mantenerse el sustrato que favorece la aparición de nuevas colonias.
En cuanto a los osos, estima que sufrirían molestias por los ruidos de las obras, pero que el impacto sobre la especie sería bajo.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa