Publicado el: 18 Feb 2019

El PP de Grado considera “inconstitucional” la ordenanza del asturiano, que se aprueba mañana

José Manuel Puente denuncia que la implantación de la normativa ocasionará gastos “que no son prioritarios” y pide que se destinen a ampliar la plantilla de la Policía Local

Miembros del PP de Grado, en una imagen de archivo; en el centro, José Manuel Puente

Redacción/Grado

El Pleno del Ayuntamiento de Grado aprobará mañana la ordenanza de uso del asturiano, una normativa municipal que cuenta con el rechazo del PP, que presentó alegaciones durante el periodo de información pública. El presidente de la junta local del PP moscón, José Manuel Puente, considera que la ordenanza es “anticonstitucional”, porque “intenta dar un rango de cooficialidad al bable con respecto al español, que no tiene según la Constitución española y nuestro Estatuto de Autonomía. El Ayuntamiento asume competencias en temas lingüísticos que no tiene”. A juicio de Puente, “esta ordenanza complica y ralentiza la administración local, obligando a contratar personas para que realicen la traducción de los documentos. Esto supone un coste en personal que pensamos no es prioritario en estos momentos en Grado. Pensamos que estos recursos sería mejor destinarlos a complementar la plantilla de la policía local, que nos pueda garantizar una seguridad en la villa y en el concejo frente a los robos que se están produciendo en estos últimos tiempos”, señala Puente en un comunicado

También denuncian los populares que la ordenanza supondrá “aumentar los gastos corrientes del ayuntamiento, ya que habría que publicar por duplicado, en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), todos los anuncios para información pública, cambiar la cartelería oficial en el concejo, nombres de calles, etc”. También cuestionan aspectos de la normativa que afectan, según denuncian, a la “libre competencia entre empresas y la igualdad de oportunidades para optar a un puesto de empleo público”. “En el primero de los casos se obliga a los potenciales contratistas del Ayuntamiento a dirigirse en bable al mismo para poder optar a contrataciones públicas, esto hace disminuir el número de empresas que puedan estar interesadas en hacer obras en el concejo, lo que a su vez puede suponer un encarecimiento de las mismas para el erario público. En el caso de optar a un empleo público, el hecho de considerar un mérito que la persona tenga conocimientos en bable , contradice a la Constitución española en cuanto a la igualdad de oportunidades para tener un empleo digno e impediría que vecinos de Grado no pudiesen optar a estos empleos”, señala el PP. “En suma, desde el Partido Popular de Grado, queremos que los moscones tengan libertad para usar el bable en aquellos casos que lo estimen oportuno, pero que no se imponga desde la administración municipal como una obligación. Por ello, pedimos al gobierno de IU, que ostenta la mayoría en el pleno, tenga en cuenta nuestras alegaciones y que no apruebe la ordenanza que obliga al uso de la lengua asturiana en el concejo de Grado”, concluyen los populares.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa