Publicado el: 16 Nov 2020

De Perlín a África

Chema Fonsagra, conocido monologuista vinculado al pueblo trubieco, acaba de publicar su primera novela negra en asturiano: ‘La clave taba en Mali’

Chema Fonsagra

Fernando Romero / Trubia

La clave taba en Mali es la novela de Chema Fosagra, pseudónimo del conocido monologuista sierense José María Montes, casado con una trubieca de Perlín, localidad a la que acude con frecuencia para cuidar de sus animales y de la huerta. Exdirector del colegio español de Larache (Marruecos) ha estudiado magisterio, Historia y Filología. Ha editado 300 ejemplares de su primera novela, que se puede adquirir en la librería Sotomayor y en librerías de Oviedo y Gijón

-¿Primera publicación?

– Publiqué un libro de monólogos Como ye la vida en 2013.

-¿Y ahora novela negra?

– Estuve años en Marruecos como director de un colegio español en Larache entre 1982 y 1990 y entre 2003 a 2011. En Marruecos, cuando hacen fiestas éstas duran muchos días y aproveché para viajar mucho por la zona. En este libro se vierten buena parte de mis observaciones. Allí la gente se siente aún española, forma parte del Sidi Ifni que fue protectorado español. Muchos de ellos nacieron cuando aún era España. Luego está Mauritania, en donde aún hay resabios del esclavismo, los paisajes desérticos, que la gente piensa que son de arena, pero la mayor parte es piedra y roca. También está la idea de que en el desierto no vive el hombre, pero sí que viven. Hablo también del sentido de la hospitalidad de estos pueblos.

-¿Qué cuenta en esta novela? –

Trata sobre una persona de campo que se encuentra un muerto en mitad del monte. El protagonista es observadoa y sagaz. La novela es un viaje, pero discurre en su mayor partte en la zona rural asturiana, en Valdesoto (Siero), en Navia… La intriga es la investigación de un suicidio que, el protagonista Chema Fonsagra, no se cree y piensa que ha sido un asesinato. Tiene algo de autobiográfica y como le puse el nombre de mi pseudónimo, suscitó morbo y la gente me pregunta, por ejemplo, dónde encontré el muerto (ríe).

– ¿Que autores le gustan?

– Haruki Murakami, y también la novela histórica de calidad, como la Margarite Yourcenar, aunque soy un gran lector de todo. Gané mi primer premio literario con un poema en un concurso, a los 18 años. Hice mucha poesía.

-¿Por qué en asturiano?

– Tengo un amigo que me dejó un libro en asturiano que era muy malo. El uso del asturiano de la Academia de la Llingua tiene un problema, se aleja de la lengua popular, otra cosa son las normas ortográficas, que está bien que las haya. Bueno, pues, este amigo se cabreó y me dijo si yo era capaz de superarlo y acepté el reto. Este libro es la respuesta. Tardé dos meses en escribirlo.

-¿Una experiencia buena?

– Muy agradable. Te obliga a volver sobre tus pasos, recordar tus impresiones, a las personas que conociste… La novela te exige mantenerte ojo avizor pero fue muy placentero escribirla.

– ¿Chema Fosagra puede ser un nuevo Pepe Carvalho, pero asturiano?

– Bueno, no descarto que sea un personaje de saga, pero no deja de ser un hombre de campo. Reivindico la sabiduría popular y pongo en valor la inteligencia de la gente de pueblo, frente a la altanería del urbanita que regresa al campo, algo que me sorprende porque no dejan de ser unos ignorantes.

Comentarios:

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente