Publicado el: 02 Ene 2021

La nieve complica los trabajos de limpieza del argayo que aisla a Pola de Somiedo

Algunos vecinos han dejado el coche en Castro para poder desplazarse hacia Oviedo y se ha recuperado uno de los antiguos caminos que unía a Castro con la Pola

Se ha cortado el suministro de medicamentos, aunque en casos de emergencia el propio farmaceútico lleva a pie el pedido

La Junta de Castilla y León busca una ruta alternativa a través de Piedrafita de Babia

Máquinas trabajando esta mañana / Juan A. Sánchez

Manuel Galán  / Somiedo

Tres camiones y dos excavadoras trabajan en este momento con dificultad para limpiar de rocas y residuos la carretera AS-227 en Castro, tras el desprendimiento de la pasada semana en el desfiladero de La Malva, que ha dejado aislado el concejo de Somiedo. Los trabajos avanzan deprisa aunque nieva muchísimo en la zona, lo que complica los mismos.
La ruta de Castro a Pola ha sido utilizada estos días por los vecinos para poder hacer algunas gestiones, otros han dejado un vehículo en Castro para poder salir, en caso necesario, hacia Oviedo. La antigua ruta de Castro, otrora el camino usado por vecinos y vecinas para moverse entre pueblos, está siendo importante para, al menos, facilitar algunos movimientos. Sin embargo, con las intensas nevadas de los últimos días, ese paso es muy complicado andando por la nieve y no en todos los tramos de pueden usar raquetas. Algunos vecinos han podido pasar por quad.

El Principado y la Junta de Castilla y León trabajan de forma coordinada para garantizar un itinerario alternativo por el puerto, a través de la localidad de Piedrafita de Babia.

Hay que recordar que hay 16 pueblos con muy difícil movilidad a causa del argayo y las enormes dificultades para atravesar el puerto cuando está abierto. Muchos vecinos han hecho acopio de reservas para varios días. Los dos supermercados están abriendo. El de la plaza, que lo lleva una vecina de Castro, va caminando por la antigua ruta de Castro para poder suministrar a sus vecinos…
En el aspecto sanitario, ha habido muchas dificultades para que el personal llegue a Pola por el Puerto. El transporte de medicamentos no puede acceder y solo si hay algo urgente se hace pedido teniendo que pasar el farmaceútico por encima del argayo caminando con el riesgo que ello conlleva.

En lo que más incide el vecindario es en la vulnerabilidad que sienten en caso de que haya una emergencia por las dificultades de salir, además de la sensación de aislamiento, aumentadas por los continuos cortes de luz y las dificultades que ofrece la salida por el puerto de Somiedo. Todo el mundo valora muy positivamente el trabajo de ayuntamiento, obras públicas y Principado y la colaboración vecinal.

 

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente