Publicado el: 09 Feb 2021

El PP acusa al Gobierno central de cambiar la PAC «por sorpresa y sin negociación»

Teresa Mallada lleva a la Junta General una proposición no de ley para que el Consejo de Gobierno frene el nuevo decreto que regirá durante el periodo de transición, 2021 y 2022

Teresa Mallada

Redacción/Grado

El decreto aprobado por el Gobierno central el pasado 26 de enero, que fija las condiciones de las ayudas europeas a la agricultura y la ganadería durante los dos años de transición a la nueva PAC (2021 y 2022), supone «un cambio unilateral, por sorpresa y sin negociación» ni con las comunidades autónomas ni con el sector, según denuncia el PP, que ha presentado una proposición no de ley en la Junta General del Principado en la que pide al Consejo de Gobierno que frene la aplicación del decreto, de forma que se eliminen del mismo «todas aquellas cuestiones que no se corresponden con las estrictas exigencias de la Comisión Europea para 2021 y 2022 respeto a la nueva PAC».

Para el PP, el nuevo decreto de transición de la PAC «introduce cambios en aspectos claves como es el importe de las ayudas que vienen recibiendo actualmente todos los agricultores y ganaderos, que sufrirán recortes de formas diferentes». Entre ellas, según enumera el PP, en cuanto al volumen de las ayudas, que se reducen un 4%,  a razón de un 2% cada año durante 2021 y 2022. «Modificando los actuales criterios de convergencia del valor de los derechos de pago básico en solo dos años, 2021 y 2022; eliminando el límite máximo que existe actualmente para que nadie pierda más del 30%. Estas tres primeras modificaciones afectan a los perceptores de ayudas porque cambian las reglas del juego sin avisar, sin consenso y de forma brusca y precipitada justo antes de que se soliciten las ayudas de la PAC en este mes de febrero, lo que está generando una gran indefensión en los productores que han tomado ya sus decisiones de campaña pensando en mantener unos importes de ayuda que, de acuerdo con este Real Decreto, no van a recibir o podrán disminuir más del 30%», señala la portavoz del grupo parlamentario popular, Teresa Mallada.

El escrito destaca además el efecto sobre la ganadería de vacuno de carne y la de ovino y caprino. «Son de los sectores más frágiles y castigados por la pandemia generada por la COVID-19, como consecuencia del cierre de la hostelería y la restauración y unos de los que se verán más directamente afectados por el Real Decreto aprobado por el Gobierno ya que modifica, de forma unilateral, los criterios de los importes de las ayudas del pago básico que les corresponde y los criterios de aprovechamiento de la superficie». Algunas centrales agrarias, como ASAJA, estiman que puede haber recortes de hasta un 18 por ciento en las ayudas percibidas por estos sectores.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente