Publicado el: 19 Mar 2021

FAST FUEL GRADO, combustible low cost y servicio permanente

La instalación, ubicada en la recta de Grado, ofrece gasóleo A y gasolina 95, atención personalizada y autoservicio, pago con tarjeta y en efectivo

[Publirreportaje]

Atención personalizada

J. S. / Grado

Fast Fuel Grado inicia su actividad en noviembre de 2020, después de un largo proceso de obra y autorizaciones. Es un punto de suministro de combustible (este es el nombre oficial que lo diferencia de una estación de servicio), que cuenta con dos surtidores de dos frentes, para atender hasta cuatro vehículos simultáneamente. Vende dos tipos de combustible: gasóleo A y gasolina 95 aditivados, dando servicio las 24 horas del día. Se puede pagar con tarjetas bancarias o con efectivo. A pesar de que funciona todos los días del año a cualquier hora en modo autoservicio, lo que permite cubrir cualquier urgencia, hay personal atendiendo a los clientes entre las ocho y las quince horas, en el horario matutino, así como por la tarde de las dieciséis treinta a las veintiuna horas. Esta gasolinera pertenece a una empresa asturiana que se ha incorporado como miembro de la franquicia Fast Fuel, de origen extremeño y que poco a poco va abriendo más gasolineras por toda España. Esta forma de negocio permite adquirir el conocimiento acumulado en la operación de otras instalaciones y replicar un mismo modelo de instalación, compras de maquinaria en grupo, programas informáticos comunes y otras ventajas que permiten abatir costos. Todo el combustible se adquiere de operadores que los surten de los almacenes de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) mayoritariamente de sus almacenes de León y del puerto del Musel, en Gijón. Esta compañía almacena y distribuye el combustible que se consume en toda España por todas las compañías. Se trata de un modelo diseñado para trabajar con muy pocos costes y donde el cliente puede servirse por sí mismo. El no estar obligados a tener área de servicio, no haber tienda o cafetería y vender solo los combustibles básicos permite una gran relación calidad precio.» Sus promotores decidieron instalarse en Grado al ser una villa dinámica, punto de acceso al centro de Asturias y con mucho movimiento de gente. «Estamos contentos, con el trabajo de todo negocio que arranca y a pesar de tener la experiencia de un modelo comprobado, siempre hay ajustes que hacer y detalles que arreglar. Lógicamente, la pandemia y los cierres perimetrales nos han afectado, pero hay que ser optimistas y pensar que con trabajo y servicio saldremos adelante. La recepción de la gente de toda la comarca ha sido magnífica y la enorme mayoría de los comentarios son positivos», explica Pilar Indaberea, una de sus responsables. Y aunque no tienen una tienda o cafetería, sí cuenta con una máquina de «vending» para un bocado o bebida de urgencia para el usuario. «Estamos muy ilusionados en esta nueva aventura, apoyados en tecnología punta con sistemas de seguridad que han pasado todos los estándares oficiales para que podamos ofrecer a nuestros clientes combustible de calidad con la mayor seguridad y eficiencia. También contamos con programas de fidelización y planes para autónomos y empresas, para que se beneficien con descuentos adicionales a nuestros ya bajos precios y podamos apoyar a la economía de la gente de la zona. Esperamos que mucha gente de la comarca venga a conocernos y nos dé la oportunidad de atenderlos», explica Pilar.

 

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente