Publicado el: 13 Abr 2021

Linares pide que se reanuden las obras que se suspendieron en el temporal de diciembre

El concejal de IU en Proaza y el alcalde pedáneo no entienden porqué no se retoman cuatro meses después, los trabajos de la carretera de Castañeo y la depuradora, que además tiene una avería y está vertiendo aguas negras al camino público

Juan Álvarez y Dimas García delante de la obra suspendida de la nueva depuradora de Linares

F. R. G. / Proaza

Malestar en Linares por el «abandono» de las obras que ya habían comenzado el pasado año en la carretera de Castañeo-Linares y en la depuradora de aguas. Según denuncian Juan Álvarez, concejal de IU y vecino de Linares y el alcalde pedáneo Dimas García «nadie dice nada, pero han parado las obras». La carretera de Castañeo a Linares está muy deteriorada desde 2007 y en 2019 argayó en un tramo a la entrada del pueblo. En 2015 el Principado aprueba hacer obras pero solo en el tramo de Santo Adriano, quedando Proaza fuera del contrato. Finalmente, el pasado julio se adjudicó el tramo de Proaza «pero no sé que pasó y hasta octubre no se adjudicó, y eso que solo son 750 metros de tramo», señala el edil de IU. La obra se suspendió el 2 de diciembre por el temporal y no se ha vuelto a retomar.

El 1 de febrero el presidente de la Junta Genarl del Principado contestaba al diputado de IU Ovidio Zapico, que preguntaba por las razones del abandono de la obra de esta carretera «a pesar de contar con presupuesto y haberse adjudicado al inicio del verano de 2020». El Gobierno respondía que aunque el 1 de diciembre se firmó el acta de comprobación del replanteo, iniciándose a contar el plazo de ejecución de las obras desde esta fecha «el 2 de diciembre entra en efecto el acuerdo de suspensión temporal total de las obras hasta que las circunstancias meteorológicas lo permitan». Cuatro meses después las obras siguen paradas.

Lo mismo ha ocurrido con la nueva depuradora, cuya financiación ha corrido a cargo, por convenio, por el nuevo complejo turístico privado de Linares. «La depuradora está pagada y la obra empezó en octubre y en diciembre la abandonaron y no volvieron más», señalan. Además, con las primeras obras se rompió una de las tuberías y en este momento se están vertiendo aguas fecales al camino y se ha bloqueado el acceso a dos fincas. «Se lo dijimos hace un mes al alcalde, pro no han hecho nada. Parece que este pueblo lo abandonan».

El alcalde, Jesús María García, explica que en el caso de la carretera, la obra ya está adjudicada «pero al tener riego asfáltico, para que asiente bien, tienen que esperar a que llegue el buen tiempo y que haya más temperatura, supongo que en breve». Respecto a la depuradora asegura que el técnico ya ha ido a ver la avería y que se les ha pasado notificación a los contratistas «aunque no sabemos cuando empezarán».

 

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente