Publicado el: 22 Abr 2021

MICOLET se lanza a la ropa infantil

Comprar ropa de segunda mano ya no es ningún tabú y es cada vez una tendencia más popular entre los consumidores

Comprar ropa de segunda mano ya no es algo tabú, más bien al contrario. Olvidadas las reticencias de antaño, esta tendencia se está volviendo cada vez más popular entre las consumidoras españolas, conscientes de sus beneficios: ropa de calidad a precios muy reducidos y, sobre todo, moda sostenible, que ayuda al medio ambiente mediante la reutilización de prendas. Ya no es nada raro ver a una amiga o compañera de trabajo que compra y vende su ropa a través de internet, consiguiendo renovar su armario a menudo e incluso ganando un poco de dinero en el camino.

Viendo esta tendencia, no es de extrañar que la ropa infantil haya sido la siguiente en subirse al carro de la segunda mano. Estar inmersos en lo que los expertos han dado en llamar “la generación selfie” ha acortado el tiempo de vida útil de las prendas (ya de por si muy reducido en el caso de los más pequeños) y el querer que nuestros hijos estén a la última ha provocado un aumento en el consumo en ropa de niño que ha favorecido a este tipo de negocio online.

Micolet, el ecommerce lider en venta de ropa de segunda mano con presencia en toda Europa no ha dejado pasar esta oportunidad y acaba de lanzar su nueva categoría con prendas para los más pequeños. “Micolet ropa infantil” favorece que padres de distintos países del continente puedan renovar el armario de sus hijos, vendiendo las prendas en buen estado que ya no les valen a los pequeños y comprando otras nuevas y a precios muy reducidos. Desde las marcas más conocidas hasta ropa de diseñadores independientes, una de las ventajas de este ecommerce es la amplia variedad de su catálogo, tan grande como los armarios de sus fieles vendedoras.

La ropa viaja desde hogares en España, Italia, Francia, Bélgica, Alemania, Portugal y Polonia en un ciclo sostenible de la ropa al que se han sumado, aparte de padres y madres anónimos, una gran variedad de influencers, que venden la ropa de sus vástagos en la plataforma y la publicitan a través de redes sociales.

En Micolet, la ropa infantil de segunda mano puede alcanzar descuentos superiores al 50% respecto a su precio original de compra y los creadores de la marca aseguran que es posible comprar prendas para todo un curso escolar por menos de 150 euros, otro gran atractivo que ha sido clave en su éxito.

Moda infantil de segunda mano, variada y sostenible, para hacer frente a la demanda de unos padres cada vez más preocupados por cómo visten a sus hijos. Mientras que algunos expertos en moda vaticinan un futuro de “lujo minimalista” en el que la sencillez sea la máxima expresión de sofisticación (un ejemplo claro de esta tendencia es la marca The Row, fundada por las gemelas Olsen), otros preveen una rueda del consumo que no va a frenar en los próximos años y que tiene en los niños de hoy a su público potencial de mañana.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente