Publicado el: 23 Abr 2021

Tumbas sin nombre

Por Lucía S. Naveros

El Mirador

Estamos acostumbrados a vivir en un país que considera normal que en los campos y carreteras haya tumbas sin nombre, algunas sin ninguna señal, otras con pequeños monolitos o carteles, muchos de ellos vandalizados con grafitti. Vamos de ruta, pasamos a su lado y no le decimos a los niños: mira, ahí está enterrada gente que no importa. No se lo decimos porque queremos educar a nuestros hijos en todo lo contrario, en que todas las vidas son importantes. En el año 2000 la Asociación de Memoria Histórica empezó a recuperar e identificar restos y desaparecidos, con trabajo de voluntarios, entre el silencio de muchos y la hostilidad de otros. Este mes, por fin, el Principado de Asturias ha anunciado los estudios previos a la exhumación de siete fosas, dos de ellas en la comarca. Un paso necesario para cerrar, por fin, aquella pesadilla.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente