Publicado el: 27 Jul 2021

La cueva de La Lluera de Priorio abre mañana al público

El espacio, considerado el santuario exterior más completo de arte paleolítico de Europa, podrá visitarse de miércoles a domingo, hasta el 19 de septiembre

La cueva de la Lluera desde la orilla de Caces

Redacción / Grado

La Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo abrirá al público mañana la cueva de La Lluera, en Priorio (Oviedo). El espacio, considerado el santuario exterior más completo de arte paleolítico de Europa, podrá visitarse de miércoles a domingo, hasta el 19 de septiembre.

Los recorridos se organizarán en tres turnos: a las 10:30, a  las 12:00 y a las 13:30 horas, con un límite de aforo de 6 personas por turno y con entrada limitada a mayores de 7 años. Los lunes y martes la cueva permanecerá cerrada al público. Para realizar la visita es imprescindible efectuar una reserva llamando al teléfono 674800385 en horario de 15:00 a 17:00 horas, de miércoles a domingo. Se recomienda calzado adecuado para suelo resbaladizo y de pendiente pronunciada.

El coste de la entrada general es de 3,13 euros, mientras que la reducida –para menores de 7 a 12 años y mayores de 65, ciudadanía con carné joven y miembros de familia numerosa- será de 1,62 euros. Los miércoles el acceso será gratuito.

La zona de aparcamiento se ubica en la iglesia de Priorio, por lo que para acceder a la cueva hay que caminar previamente un trayecto de unos 2 kilómetros. Es imprescindible máxima puntualidad, ya que no se permite el acceso una vez iniciada la visita. Asimismo, debido a la actual situación sanitaria, es obligatorio el uso de mascarilla durante todo el recorrido, así como el cumplimiento de la normativa vigente.

Descubierta en 1979, la cueva de La Lluera cuenta en sus dos oquedades con un magnífico conjunto de grabados. En la primera, el contenido principal son grabados que representan en su mayoría animales (caballos, uros, ciervos y bisontes, entre otros). A pocos metros se encuentra otra pequeña cueva cuyos muros muestran figuras geométricas realizadas con la misma técnica.

Estas cuevas podrían haber actuado como santuarios exteriores complementarios -figurativismo en la primera y abstracción en la segunda-, un modelo iconográfico característico de las fases de madurez del arte rupestre paleolítico.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente