Publicado el: 10 Sep 2021

Arranca en León el programa de radiomarcaje de osos pardos en la Cordillera

El protocolo se aplicará también en Asturias, para hacer un seguimiento de ejemplares habituados a la presencia humana

El ejemplar, anestesiado, durante la recogida de muestras

Redacción/Grado

El programa de radiomarcaje de osos para su geolocalización, aprobado por el grupo de trabajo del oso pardo cantábrico, integrado por Asturias, Galicia, Castilla y León, Cantabria y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, comenzó ayer con la primera captura de un ejemplar, una osa adulta, en el Alto Sil, en León. El ejemplar fue capturado, sedado y se le realizaron pruebas para constatar su estado de salud, todas positivas, además de instalarle el dispositivo de geolocalización. Las actuaciones se llevaron a cabo junto con investigadores del Grupo de investigación del oso pardo cantábrico del Instituto Mixto en Investigación en Biodiversidad (integrado por CSIC, la Universidad de Oviedo y el Principado de Asturias) y personal veterinario del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Gobierno de Cantabria. El objetivo del programa, además de mejorar el conocimiento de la especie, es «la reducción de conflictos entre osos y seres humanos, mediante la mejora del conocimiento en las características de los desplazamientos y ritmos de actividad de los ‘osos conflictivos’, es decir de aquellos individuos que más frecuentemente producen daños a propiedades humanas, así como de osos problemáticos, cuyo comportamiento pudiera ser perjudicial para las políticas de conservación de la especie·. Su puesta en marcha fue anunciada tras el ataque de un ejemplar a una mujer en Cangas de Narcea, el primero en décadas.

 

 

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente