Publicado el: 22 Sep 2021

El Gobierno regional rechaza una moratoria de instalación de eólicos, como pide IU

El consejero de Medio Rural asegura en la Junta que la normativa de ambiental y la Red Natura garantizan ya la protección del territorio ante la avalancha de proyectos de parques, más de 50 en tramitación

Alejandro Calvo, hoy en el Pleno de la Junta/ Armando Álvarez

Redacción/Grado

IU reclamó hoy en la Junta General del Principado una moratoria en la tramitación de parques eólicos en Asturias, ante «la avalancha» de proyectos «sin ninguna planificación» y sin un análisis claro de la ubicación y el impacto en el medio rural y el paisaje, según reclamó el diputado Ovidio Zapico, que destacó las dificultades que tiene la oposición para hacer un seguimiento riguroso de todos los proyectos en marcha. El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, fue el encargado de exponer la postura del Principado, ya que comparte las competencias sobre estas instalaciones con Industria. Calvo rechazó que sea necesaria una moratoria, ya que asegura que hay normativa en vigor que garantiza la adecuada protección del territorio asturiano, como la que regula los estudios de impacto ambiental. Además destacó, «más del 40 por ciento de Asturias está protegido dentro de la Red Natura y los ayuntamientos tienen competencias urbanísticas», para frenar estos proyectos si no encajan en el ordenamiento territorial. El consejero reconoció que hay en la actualidad en tramitación más de 50 proyectos de parques eólicos, y puso el énfasis en las nuevas directrices que se están tramitando, «con debate social y transparencia» y que pretenden autorizar más eólicos en la zona central y en el Suroccidente. Calvo dijo en su intervención que no es el Principado el que define la ubicación de los parques, y que es la iniciativa privada la que plantea proyectos que se tramitan de acuerdo a la normativa. Una postura que para Zapico implica dejación de funciones por parte del Principado, «son ustedes los que tendrían que tener claro el dónde y el para qué».

Durante el Pleno salieron a relucir otros problemas de la zona rural, como el transporte escolar, el cierre de las urgencias médicas o el futuro reglamento de caza. La portavoz de IU, Ángela Vallina, planteó las dificultades de los estudiantes de los pueblos, en el arranque de curso, y pidió un plan de transporte que incluya también a estudiantes de etapas no obligatorias, como bachillerato. Una petición que la nueva consejera de Educación, Lydia Espina, aseguró que está en la actualidad en estudio. Sobre los casos concretos de problemas en el transporte en las zonas rurales(como el de la niña de Vigidel, en Teverga) la consejera afirmó que el volumen de casos particulares hace inevitable que surjan incidencias, y que la voluntad de la consejería es solucionarlas todas, para garantizar los derechos de los estudiantes de todas las zonas de Asturias.

La diputada Beatriz Polledo, del PP, y la de Vox, Sara Álvarez Rouco, plantearon los problemas de la Atención Primaria en las zonas rurales, y Polledo en concreto se refirió las cierre «encubierto» del servicio en concejos turísticos, «en pleno verano, cuando triplican la población», en clara alusión a las incidencias ocurridas en agosto en Teverga. El consejero de Salud, Pablo Fernández, defendió la reorganización de de la Atención Primaria durante la pandemia, como ocurrió en Candamo, «una situación sanitaria absolutamente extraordinaria», cuya quinta ola «coincidió además con el verano y con las merecidas vacaciones del personal sanitario, que estuvo en primera línea durante lo más duro de la pandemia». La intención del Principado es «ir recuperando paulatinamente» la normalidad. También aludió al problema de falta de personal sanitario, y achacó la falta de médicos a los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy, que redujo los puestos de residentes en formación a cerca de la mitad, «de 58 en 2012 a 34 en 2016», una situación que se va revirtiendo, recuperando plazas, y ofreciendo a los facultativos eventuales cotratos más estables, de hasta tres años. «Los médicos que formamos aquí no se quedan en Asturias porque en otras comunidades pagan más, es así de simple», le replicó Polledo.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente