Publicado el: 23 Sep 2021

El nomadismo digital, un fenómeno que puede contribuir a rescatar los pueblos de Asturias

Imagen de GuentherDillingen

El nomadismo digital es un movimiento que ha cogido auge a causa en los últimos años. Muchos profesionales trabajan desde sus ordenadores o aparatos electrónicos, sin espacio físico concreto ni barreras geográficas. Se autogestionan en todo, en sus horarios, en sus dinámicas de trabajo y en la manera de organizarse. Es un fenómeno que rompe las estructuras tradicionales del mundo laboral, en donde uno es su propio jefe y su dependencia es, tan solo, la del nivel de exigencia de sus clientes.

Viaja mucho y vive donde le place. Los nómadas digitales tratan de hacer que las exigencias del sustento se armonicen con las del ocio y la familia. Sin embargo, para poder alcanzar este objetivo, el nómada digital tiene que estar en permanente contacto con las tecnologías de la comunicación, internet y otras herramientas que se convierten en indispensables para su día a día.

Ordenador portátil, tablets, equipos fotográficos y de video de gran calidad son fundamentales para el desarrollo de sus aspiraciones profesionales. En ocasiones, y cuando sus exigencias profesionales requieran de un espacio para recibir un cliente o realizar un trabajo puntual en equipo, el nómada digital hace uso de espacios de coworking, aunque otros espacios públicos, como una librería o una cafetería con buena conexión a internet, pueden satisfacer estas demandas puntuales.

Escritor, blogger, programador, fotógrafo… Son algunos de los perfiles profesionales de los nómadas digitales para cuya producción digital requieren de un espacio de almacenamiento y un archivo. Al carecer de un espacio físico fijo recurre también a otros recursos relacionados asimismo con el espectro digital, desde contratar almacenamiento en la nube o archivos periféricos, hasta tarjetas compact flash de proveedores como RS Components.

El nómada digital lleva consigo un estilo de vida peculiar en donde la libertad de movimiento siempre está presente. Es, además, una alternativa laboral de la que se vive viajando y trabajando. En Asturias también tenemos nuestros nómadas digitales locales, aunque circunscriban su espacio al propio territorio astur, como es el caso del fotógrafo Juanjo Arrojo, siempre en movimiento por los pueblos y concejos de Asturias buscando la mejor imagen de nuestra cultura.

Y es que Asturias y sus pueblos también se pueden beneficiar de este fenómeno del nómada digital. Así lo ha destacado el comisionado para el Reto Demográfico de Asturias, Jaime Izquierdo, que está convencido de que sí. Izquierdo cree que se puede recuperar el sistema agroecológico local (cultivos, manejo sostenible de montes, aprovechamiento de recursos energéticos y comercialización) y aprovechar las oportunidades del teletrabajo, nómadas digitales, artistas o nuevos pobladores, para afianzar una nueva economía en las aldeas son algunas de las claves que de la transición a lo que se ha llamado Nueva Economía de la Aldea.

 

 

 

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente