Publicado el: 29 Sep 2021

El centro de día de Salas seguirá cerrado, con las familias «al límite»

La concejala de Servicios Sociales, Ana Pérez Feito, mantuvo ayer una reunión con la consejería: «me dicen que  no hay posibilidad de cumplir las normas de distancia social y grupos burbuja, y Sanidad no hace excepciones»

Centro de día y residencia de mayores de Salas/ A. P. F.

Manolo Jiménez/ Salas

Frenazo a la apertura del equipamiento más necesitado. Salas ha conocido este martes la negativa del Principado a relajar las medidas en aquellos equipamientos compartidos de carácter socio-sanitario, lo que prolongará el cierre del centro diurno de Salas, una instalación clausurada desde marzo de 2020 como consecuencia del estallido de la pandemia. La noticia se confirmó en el encuentro del director general de Servicios Sociales y Mayores, Joaquín Monteagudo, con la edil de Servicios Sociales del Ayuntamiento salense, Ana Pérez, y ha caído como un jarro de agua fría en el concejo. El anuncio por parte de Bienestar Social el pasado 11 de septiembre, tal y como avanzó LA VOZ DEL CUBIA, mediante el cual se daba a conocer la incorporación progresiva de todos los usuarios de este tipo de servicios, no beneficiará al equipamiento de Salas.»Al parecer, no ha sido posible flexibilizar las normas que exige la consejería de Salud para la reapertura de estos centros. Habían pedido que se permitiera reducir la distancia de 1,5 metros a 1,2 y no hacer grupos burbujas, pero la petición ha sido rechazada por salud», señaló tras la reunión la concejala.

Tras 18 meses de espera, el deterioro cognitivo y físico ha ido en aumento lo que implica que la posición de la Consejería de Salud lleva al límite a las familias, según le ha trasladado la concejala de Servicios Sociales al Principado quienes denuncian un “abandono a su suerte” de los afectados muy deteriorados desde el punto de vista psico-motriz. Desde Bienestar Social remiten a los afectados a la decisión de los técnicos de la Consejería quienes se amparan en la imposibilidad de mantener los grupos burbuja con las dimensiones del sentro. Si bien se esperaba una relajación en las mismas, aforos y distancia de seguridad, parece ser que la normalización se hace esperar.

Desde el Ayuntamiento a través de la edil Ana Pérez se ha valorado la actual situación de “crítica”, y ha anunciado un encuentro con los afectados para informarles del resultado de la reunión así como para valorar las medidas a adoptar. Salas tiene una característica especial respecto a otros equipamientos ya que además de convivir residentes y usuarios del centro de día en un mismo espacio muy reducido, su titularidad también es compartida, mientras la residencia forma parte de la red del ERA es Servicios Sociales del Principado quien rige el Centro socio-sanitario, de ahí que sea uno de los pocos en estar en una situación tan comprometida (servicios como el comedor son compartidos).

Familias al límite
Desde el punto de vista social, el caso de Salas es especialmente acuciante. 13 familias afectadas, para las cuales las ayudas directas a los familiares, las visitas de profesionales a domicilio o el traslado a plazas privadas han sido insuficientes o no han llegado. El Gobierno regional entiende las dificultades pero insiste en que el riesgo sigue latente y aunque algunas medidas se han flexibilizado, los mayores son un grupo muy vulnerable al que hay que proteger. Un hecho relevante en el municipio es que de los 13 beneficiarios, dos fueron ingresados internamente en una residencia de mayores, alguno de ellos llegó a fallecer meses después, mientras otros debieron verse resignados a ser atendidos por cuidadores o familiares, con el consiguiente perjuicio cognitivo. Son pacientes con grado de Dependencia 1 y 2 que en algunos casos tenían que ayudarse mutuamente por las limitaciones, sin olvidar aquellos que antes de marzo de 2020 habían solicitado plaza y cuya tramitacion quedó aparcada. Desde el Ayuntamiento la situación llegó a ser tan preocupante que la edil de Servicios Sociales se interesó personalmente hace semanas por la situación de las familias planteándoles la posibilidad de crear un frente común a través de una plataforma para ejercer una labor de interlocución, y llegado el caso de presión, con el Principado. Ahora y tras la actual postura de la Consejería de Salud, conocida este martes, la activación de dicha plataforma es cuestión de tiempo.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente