Publicado el: 24 Nov 2021

Los dos agentes atacados por un vecino de Salas siguen de baja cuatro meses después

Fuentes del dispositivo recriminan la falta de refuerzos para la actuación, ya que «se tenía constancia de la agresividad» del detenido, que padecía un trastorno mental sin medicar y ya está libre

Barrio de Veiga, en Salas, donde ocurrieron los hechos

Redacción/Grado

Los dos agentes de la Guardia Civil heridos el pasado 4 de agosto tras ser atacados con un machete por un vecino de Salas que padece un trastorno mental, y que en ese momento estaba sin medicar, continuan de baja cuatro meses después. Uno de ellos, que sufrió una herida en la cabeza, está a la espera de someterse a una intervención quirúrgica para retirarle esquirlas que han quedado incrustadas, mientras que el otro está en rehabilitación para recuperar la plena movilidad de la mano. El incidente ocurrió al entregar al vecino una citación judicial.

Según fuentes del dispositivo «el incidente era previsible y evitable, dada la agresividad y los altercados previos que el agresor había tenido con varios vecinos», ya que tenía el ganado suelto y sin sanear, invadiendo fincas vecinas, como habían denunciado otros residentes en varias ocasiones. Estas fuentes aseguran que «al objeto de realizar la intervención acordada por la autoridad judicial con las máximas garantías de seguridad, tanto para los intervinientes, como para el ciudadano destinatario de la misma, se solicitaron del mando superior los medios y recursos necesarios, como bien pudiera haber sido la participación de componentes de la Unidad Antidisturbios de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo, que cuenta con los medios precisos (cascos y escudos) y la preparación adecuada», una petición que no fue atendida.

A varios meses del incidente, el vecino afectado ya está en libertad (sus familiares iniciaron en su momento un proceso de incapacitación, dado su deterioro mental) y los dos guardias continúan de baja, lo que merma los efectivos del puesto de Salas.

Comentarios:
  1. Zeta norte dice:

    Lo de siempre en los altos mandos de la Benemérita, ese miedo y complejo a ser continentes. Antes era el cuerpo más respetado, ahora el más papista en el peor sentido de la palabra.

Deje su comentario

Diario Comarcal Independiente